El diputado Miguel Cuevas sostuvo que el presidente de la República, Mario Abdo Benítez, no le soltó la mano y que fue él quien prefirió no solicitarle respaldo en lo que respecta a su proceso judicial, tras ser imputado por los supuestos hechos de enriquecimiento ilícito, tráfico de influencias y declaración falsa, ocurridos durante su gestión como gobernador de Paraguarí.

“No me soltó la mano el presidente de la República, es importante aclarar eso, desde un principio yo le dije al presidente que este era un tema primeramente político por todas las denuncias falsas por compañeros del departamento, no tenían forma de atacarme y ellos hicieron eso. Yo dije que iba a resolver y que no tenía en absoluto nada que esconder y por lo tanto nunca le pedí ningún apoyo”, mencionó.

Miguel Cuevas fue beneficiado con la prisión domiciliaria semanas atrás y luego inmediatamente con la prisión ambulatoria. Foto: Archivo.

Lea también: Intendentes apoyan el reemplazo de la merienda escolar por Pytyvõ escolar

“Desde mañana cumplo mi función como diputado”

Cuevas, quien semanas atrás abandonó la sede de la Agrupación Especializada tras ser beneficiado con la prisión domiciliaria y luego inmediatamente con la libertad ambulatoria impuesta por el juez penal de Garantías Yoan Paul López, mencionó que mañana ya estará retomando su banca en la Cámara de Diputados.

“Voy a poder volver a trabajar después de casi 9 meses de encierro, pero muy pronto se sabrá la verdad. Nunca paré de trabajar, hacía lo que podía, estaba muy limitado y se sabe que estando encerrado en una prisión no es fácil, es lo único que yo sé hacer, trabajar por la gente. Ahora estoy retomando y desde mañana cumplo mi función como diputado”, dijo el legislador en comunicación con la radio 1020 AM.

Te puede interesar: Crisis en el PLRA: “Los liberales priorizamos nuestros intereses grupales”

Dejanos tu comentario

5H

¿La decisión de habilitar balnearios fue acertada?

Click para votar