El Gral. (SR) Alfredo Machuca, excomandante del Ejército, exculpó a los miembros de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) por el enfrentamiento que derivó en dos menores de edad abatidas que se encontraban en el campamento del grupo criminal autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP). Señaló que bajo ningún caso los militares podrían saber a qué se estaban enfrentando en medio del fuego cruzado en el espeso bosque de la estancia Paraíso, en Yby Yaú.

“Estamos viviendo en esa zona del país un escenario que llamamos, técnicamente, de defensa interna. Que se da por la lucha armada instalada por este grupo criminal, que desconoce totalmente a las instituciones constitucionales, a las autoridades legítimamente constituidas, al Estado de derecho, al sistema democrático y que reivindica el empleo de la fuerza, la lucha armada para la conquista del poder y con fines políticos ideológicos. Son ellos los que instalan la violencia en nuestro país, específicamente en la zona de San Pedro, Concepción y Amambay”, expuso el también catedrático en conversación con La Nación.

Refirió que es lógico que las fuerzas de seguridad del Estado salgan a enfrentarlos, obviamente primero alentando a que bajen las armas y se pongan ante la Justicia. “Pero esta gente no retrocede y continúa dentro de ese escenario de guerra de guerrilla y siguen matando gente. Sabemos que hay 38 víctimas fatales a través de los años; 18 civiles, 11 policías y más de 8 de militares, que a su vez dejaron viudas, madres desconsoladas e hijos huérfanos”, aseveró.

Reclutamiento de menores es propio de grupos criminales

El experto en ciencias bélicas declaró que es propio de estos grupos criminales el adoctrinamiento de niños y adolescentes desde muy temprana edad para que comulguen con sus ideologías. Indicó que se han dado casos a nivel regional, como en Colombia con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). “Tenemos demasiados ejemplos, como el caso de una película de una niña guerrillera de las FARC. Hace referencia a mujeres que siguen viviendo en Colombia, que no solo eran puestas como centinelas para cubrir campamentos, sino que eran violadas y forzadas a hacer cosas en contra de sus voluntades por parte de sus propios líderes”, agregó.

En ese sentido, Machuca aseveró que no es ninguna novedad que personas con estas ideologías y formas de luchas tengan a criaturas en sus filas, y que les expongan de forma irresponsable ante un inminente fuego cruzado con las fuerzas de seguridad del Estado. “Porque este escenario no es de ahora. Ellos saben que la lucha puede darse en cualquier momento. ¿Por qué permitieron y les trajeron a las menores, supuestamente desde la Argentina, a exponerlos a un lugar así? No importa la excusa, si fue para un cumpleaños u otro motivo. Sabían que era una zona de muerte y combate que ellos mismos instalaron”, cuestionó.

Podés leer: Legisladores piden transparencia y hacer público informe de la FTC al Senado

Menores quedaron en medio de fuego cruzado, dice

El excomandante liberó totalmente de culpa a los comandantes de las fuerzas militares intervinientes en el hecho, “enviados por la conducción política actual con el fin de pacificar esa zona y luchar contra las personas que se levantan contra el Estado”. Incluso, manifestó que no se puede saber a ciencia cierta si el fuego ejecutado por la FTC fue el que finalmente acabó con la vida de las dos menores de edad.

“No sabemos de hacia dónde vinieron las balas que acabaron con las menores. Si analizamos bien la posición de las criaturas, estaban mirando hacia la FTC, pero ¿quiénes estaban detrás de ellas? ¿A quiénes ellas custodiaban? Cuando se produce el primer disparo, por derecho internacional y la propia Constitución Nacional, que consagra la legítima defensa, se permite legítimamente el uso de la fuerza letal por parte de las fuerzas del Estado. Y en una zona boscosa como esa, es imposible visualizar si es un niño o adulto quien dispara”, aseveró.

Podés leer: En sesión reservada, Defensa aclarará operativo estatal al Senado

Reconstrucción de los hechos sería fundamental

El profesor universitario refirió que las personas que yacían detrás de las menores también habrían disparado, por lo que situaron a las menores de edad en medio del fuego cruzado. “Ahí no se puede saber qué bala fue disparada por qué arma y por quién. Es más que evidente que las menores estaban custodiando como centinelas, pudieron haber sido alcanzadas por sus propios encargados”, dijo.

A su criterio, sería ideal y fundamental la reconstrucción de los hechos y un peritaje más intenso en la escena del enfrentamiento. “Aún así, yo libero de toda responsabilidad a las autoridades militares y policiales. El comandante es responsable de custodiar su integridad física y la de sus subordinados. Está en todas las leyes del mundo. Estos criminales no tienen estatus, el Gobierno no les puede dar estatus de beligerantes, son delincuentes”, fustigó.

Por último, manifestó que el EPP no va a deponer en su actitud y que continuará reclutando menores de edad para seguir creando zozobra e instalando el temor en esa parte del país.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar