El exministro de Agricultura y Ganadería, Rodolfo Friedmann Alfaro, dio su versión sobre la imputación que realizó el Ministerio Público sobre él y su esposa, además de otras cuatro personas. Se mostró bastante molesto porque la acusación fiscal incluyó a Marly Eliana Figueredo e incitó a la Fiscalía a que se atreva a imputarlo por el caso de la merienda escolar.

También se preguntó por qué no está imputada la persona que lo había acusado en los medios. Con relación a la imputación de su esposa, Friedmann agregó: “No era mi señora en aquel momento, eso lo hacen para quebrarme emocionalmente”.

Lea también: Marly Figueredo no sabe dónde está Friedmann: “Salió a las 7:00 de la mañana”

Comentó que conversó con el presidente Mario Abdo Benítez cuando se enteró oficialmente que estaba imputado y le dijo que volvería al Senado para continuar trabajando con todas las fuerzas y las ganas de seguir defendiendo al Gobierno, pues se consideraba oficialista y nada de esto haría cambiarlo de rumbo político.

Expresó su gratitud hacia Abdo Benítez, pero advirtió que desde ahora “hablaría de manera diferente”, aunque aclaró que no lo hace como amenaza.

“Voy a ejercer mi derecho político en el Senado de la nación y vamos a hablar de muchas cosas con la Fiscalía, y yo no sé dónde voy a terminar ni tampoco sé si Sandra (Quiñónez) va a terminar asilada en la Embajada de Estados Unidos o se va a terminar pegando un tiro, pero vamos a hablar de muchas cosas. Me he callado durante un año, pero no como cómplice, sino que por ser ministro no me permitía inmiscuirme en cuestiones políticas”, dijo en entrevista con la 1020 Am.

Dijo no estar preocupado por la unión de las dos corrientes más importantes del Partido Colorado, en referencia al movimiento Concordia Colorada, que resultó del acercamiento entre Añetete y Honor Colorado, y que respeta la decisión del presidente.

Admitió estar muy golpeado por esta situación y ante la consulta del periodista, quien utilizó la expresión “suicidio” para comparar lo dicho por Friedmann y las consecuencias que podrían ocasionar sus declaraciones, el entrevistado ignoró dicha comparación y simplemente se limitó a expresar lo mal que se sentía su esposa ante la imputación que afectó a ambos. “Nunca vi que alguien por supuestamente regalarle algo termine siendo imputado”, dijo.

Organizó una estructura para no ser controlado

El juez penal de Garantías, José Delmás, decretó la inhabilitación y el bloqueo de todas las cuentas bancarias de Marly Eliana Figueredo (esposa de Rodolfo Friedmann), Silvio Alfaro Berloto (primo de Friedmann), Lourdes González de Melgarejo y Eduardo Domínguez, funcionario de la Gobernación de Guairá, imputados en el caso que sindica al exministro Rodolfo Friedmann.

El fiscal de la causa, Omar Legal, dijo hoy durante una conferencia de prensa que “la imputación se basa en la sospecha de que Rodolfo Friedmann tenía controles de la empresa y recibía bienes y servicios de las utilidades que venían de la firma”, expuso. Además, comentó que –según los informes colectados por la Fiscalía– se descubrió que Rodolfo Friedmann hizo la entrega de un pago por un vehículo de lujo a la empresa Cóndor SACI por una camioneta de la marca Mercedes-Benz.

Se tiene también registrada una transferencia interbancaria a la cuenta de la empresaria Silvia Poletti en concepto de la compra de una obra de arte valuada en US$ 35 mil. Además, se realizaron igualmente pago a las empresas concesionarias Censu y Cencar sobre cuotas de vehículos y también sobre otros servicios.

“Todo esto hace presumir que Friedmann ejercía el control a través de las utilidades que venían de la empresa del mismo gobernador, quien organizó una estructura para que dicho beneficio no sea visible ante los entes de control”, declaró Legal.

Le puede interesar: Caso Friedmann: “Mi marido no es tonto”, dice Marly Figueredo

Dejanos tu comentario

15H

¿Cómo califica la gestión del Gobierno en la compra de vacunas anti-COVID?

Click para votar