El presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, dijo este martes que el país necesita un “presupuesto de guerra” para soportar los efectos de la pandemia de COVID-19, que ha dejado 10.135 infectados y 145 decesos registrados en la nación sudamericana.

"Necesitamos un presupuesto de guerra (para el 2021). Tenemos un escenario desafiante y el presupuesto es la mejor herramienta que podemos construir para proyectar una estabilidad macroeconómica en el futuro", subrayó el jefe de Estado en declaraciones a periodistas.

Leé también: Megafiesta tecno en Wuhan, donde empezó la pandemia del COVID-19

El gobernante anunció haber pedido a sus técnicos la elaboración de un presupuesto austero para el año que viene y prometió una rigurosa ejecución. En paralelo dijo que trata de construir consensos con los sectores políticos y los sindicatos para llevar adelante el plan de reactivación.

Coincidiendo con el inicio del estudio del presupuesto en el Congreso, funcionarios multiplicaron las manifestaciones callejeras diarias para reclamar aumentos de salarios, entre otras cosas.

“No vamos a tener ingresos. En este momento de incertidumbre el sector más seguro es el sector público que tiene trabajo e ingresos seguros. Es una guerra estéril donde nos desgastamos todos”, dijo al respecto el ministro de Hacienda, Benigno López. “Tienen que estar agradecidos de tener trabajo. No hay posibilidades de concederles (los reclamos) porque no hay recursos”, enfatizó.

Te puede interesar: Mazzoleni pide dejar ideologías de lado, pero en IPS nombran a hurrera como jefa de Ambulancias

Para el experto Daniel Correa, exviceministro de Economía, el desempleo alcanzará a unas 750.000 personas en diciembre de este año, sobre una población económicamente activa de poco más de 3.000.000 de personas.

Sindicatos de médicos y enfermeras y de funcionarios de distintas dependencias de salud exigen mejoras de sus condiciones de trabajo y acusan al Gobierno de corrupción en las compras y distribución de insumos para pandemia. También reclaman el cese del ministro de Salud, Julio Mazzoleni.

El secretario de Estado pidió en conferencia de prensa "denuncias responsables y puntuales" y exhortó "a dejar de lado las cuestiones ideológicas, políticas y los oportunismos, más allá de las críticas que son válidas".

Fuente: AFP.

Dejanos tu comentario

9H

El nivel de ocupación de camas de terapia intensiva llegó al tope. ¿Qué debe hacer Salud Pública?

Click para votar