El senador Fernando Silva Facetti, del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), cuestionó el veto total del Poder Ejecutivo al proyecto de ley que busca aliviar las penitenciarías del país mientras dure la crisis sanitaria por el COVID-19 con el fin de reducir la población ante el riesgo de contagio masivo.

“El presidente nos dice, no existe hacinamiento en las cárceles con casi 16.000 presos ni nos importa su condición de salud, no importa que mueran unos cuantos guardiacárceles, ni los presos, no importan los tratados sobre derechos humanos; en fin toiko la oikóa (que pase lo que tenga que pasar)”, mencionó.

Lea también: Abdo veta totalmente proyecto que busca otorgar medidas alternativas a la prisión

El documento busca otorgar medidas alternativas a la prisión para quienes se encuentran con procesos pendientes, así como aquellos cuyas condenas no superen los diez años, pero no así para quienes fueron procesados o condenados por secuestro, abuso sexual, violencia familiar, feminicidio, crimen organizado y los que estén procesados por tentativa de los mismos hechos punibles.

Penintenciaría Nacional de Tacumbú. Foto: Archivo.

La medida fácilmente podría beneficiar a varios de los políticos que actualmente están bajo prisión preventiva. Actualmente existen unos 16.000 personas privadas de su libertad, de las cuales solo el 17% tiene una condena, mientras que la capacidad de las cárceles del país es para un total de 9.000 internos.

“Se dio la guinda que faltaba a los 2 años del presidente Marito Abdo, este proyecto que hemos presentado con los senadores Arnaldo Franco y Tony Apuril, disminuir el hacinamiento que existe en las cárceles nacionales. Actualmente, todos los centros penitenciarios del país lo tienen y el peligro del riesgo de contagio masivo por el COVID-19″, dijo Facetti.

Penintenciaría Nacional de Tacumbú. Foto: Archivo.

“Se harán responsables de las muertes”

Por otra parte, sostuvo que la administración de Abdo Benítez se encuentra sometida a la negación respecto a la situación actual de las penitenciarías, calificó también la postura adoptada por el Ejecutivo como una “sorpresa”.

“Realmente me sorprende cuando es el propio gobierno que llama a una emergencia carcelaria, cuando llama a una emergencia por COVID-19, someterse a la negación de la situación de las cárceles del Paraguay. Bueno, supongo que están dispuestos a decir que se harán responsables por las muertes, ellos aceptan que les importa poco o nada la situación de las personas privadas de su libertad”, sentenció.

Te puede interesar: #Marito2años: gestión con más sombras que luces

Dejanos tu comentario

11H

¿Los senadores deben votar por la destitución de Rodolfo Friedmann?

Click para votar