La esposa del ministro de Agricultura, Rodolfo Friedmann, la exmodelo Marly Figueredo, fue la flamante invitada en un programa de un canal de televisión el domingo por la noche. La mujer manifestó, entre otras cosas, que Friedmann es inocente y que confía totalmente en su integridad como persona. No obstante, señaló que “no pone la mano en el fuego por nadie”. Manifestó además que todas las denuncias que surgen son parte de una “conspiración”.

La exmodelo reveló que en su casa “le intentaron atajar” para que no asista al programa de Telefuturo. “Rodolfo me dijo que no es momento de ir al programa. Yo no tengo nada que ocultar. Le convencí que mi vida no puede parar ni puedo esconderme. No puedo fingir quien soy. Yo nunca estoy metida dentro de sus gestiones. No puedo agarrar una bola y taparme la cara. No soy ninguna delincuente”, esgrimió.

Señaló que le duele bastante que se instale y que le critiquen hasta a ella por el tema de la merienda escolar en el Guairá. “Quiero que salga una profesora o una directora que diga que le faltó una merienda a un alumno. Quiero que demuestren eso, yo me callo. Tampoco fue mi gestión ni trabajo y estoy segura que nada de lo que se dice pasó porque todos quedaron felices”, dijo.

En cuanto a las fotos de ella en un avión viralizadas en redes sociales, cuyos viajes habrían sido solventados por el MAG, Marly indicó que son imágenes viejas. “Subieron dos fotos de época de campaña cuando estaba en un avión y dijeron que el MAG paga los paseos para la esposa del ministro. Eso es lo que se llama campaña negra. Es instalar odio y decir cosas que no son”, afirmó.

Podés darle lectura: Friedmann coimeaba al gerente del banco para montar sus operaciones

Un balde de agua fría si Friedmann es culpable

En otra parte de la entrevista televisiva, le consultaron cómo reaccionaría en caso de que su esposo resultase culpable de todo lo que se le acusa. Tras un silencio casi sepulcral, Marly expresó que sería como un “balde de agua fría”.

“Yo estoy en contra de todo esto, de todo tipo de acto de corrupción. Espero que se aclare pronto. Esta gente son los mismos de siempre, los que salen a denunciar”, declaró.

Agregó que un tal Cándido Aguilera y otros personajes del Guairá salen ahora a denunciar a su esposo. “Son todos los mismos del Guairá, siempre hicieron de las suyas. Quiero saber quién le respalda a ellos. Ellos estaban enterrados políticamente y ahora salen a hacer show. Debe haber un interés detrás. Estoy segura. Por más de que mi marido sea inocente y confíe en la gente, tengo mis dudas de mucha gente. Y en esto no me equivoco. Fue una conspiración donde está metida gente dueña de hoteles y canales de televisión del Guairá”, aseguró.

Nota relacionada: Friedmann puso G. 1.700 millones y cobraba 80% en empresa que operaba licitaciones

Pide a su esposo demostrar la verdad

Figueredo señaló que confía en su marido. Sin embargo, aseveró que ella “no pone la mano en el fuego por nadie”. En ese sentido, dijo que desea que su esposo demuestre la verdad mediante pruebas.

Con relación al denunciante, Hugo Torales, “tenía ciertas manías de inventar cosas” y que esta vez llegó a un extremo. “Tengo prohibido hablar de esto por recomendación de los asesores, pero este señor antes inventaba cosas para levantar chicas, decía que era un magnate y eso”, afirmó.

Por otra parte, consultada sobre qué piensa sobre la unión republicana gestada por los principales líderes colorados Horacio Cartes y Mario Abdo, Marly aseveró que no le compete mucho el ámbito político.

“Por el bien del partido la unidad es algo importante, Mario Abdo sabe qué tenía que hacer. Rodolfo dijo en ese sentido que por fin iban a poder trabajar tranquilos y a la una semana sale esto. Si yo tuviera que asesorar a un presidente, trataría de alejarle de todas las personas que tengan un currículum no tan bueno”, expresó.

Mirá también: Ministro intocable pese a numerosas denuncias por hechos de corrupción

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar