Hugo Alexander Torales Viveros era accionista de la empresa Eventos y Servicios SA (ESSA) junto al diputado colorado Éver Noguera. La firma se encargaba de la provisión de almuerzos escolares. Revela que el entonces gobernador del Guairá, Rodolfo Friedmann, aportó en concepto de capital operativo G. 1.700 millones con la condición de que el 80% de las utilidades de la empresa sería para él. La SA se quedó con todos los contratos de provisión de almuerzo escolar de la gobernación cuando el hoy ministro de Agricultura estaba como ejecutivo departamental. Torales Viveros cuenta que Friedmann le despojó de la empresa y puso a la esposa de su primo Álvaro Alfaro como presidenta. Torales rompe el silencio porque recibió amenazas de Friedmann. Quiere recuperar su empresa. Muestra las conversaciones y audios que mantuvo con Friedmann cuando operaban por las licitaciones, pruebas irrefutables de que el verdadero dueño de la empresa proveedora es el actual ministro de Agricultura.

POR JORGE TORRES ROMERO

Periodista de Investigación del Grupo Nación y de “La caja negra” de Unicanal

Una empresa ligada al ex gobernador Rodolfo Friedmann fue proveedora del almuerzo escolar a las distintas escue­las del cuarto departamento cuando este aún ocupaba el cargo. Así lo confirma Hugo Alexander Torales Viveros, quien aparecía como repre­sentante legal y firmaba los contratos con el pro­pio Friedmann, siendo este gobernador.

La empresa ESSA fue creada originalmente por el ahora diputado Éver Noguera, alias “el rey de las licitaciones”, quien en el 2016, cuando iba a lanzarse a la arena política, vendió todas sus acciones a Torales, quien ya era accio­nista de la SA.

Hugo Alexander Torales Viveros, ex socio comercial del actual ministro de Agricultura y Ganadería, Rodolfo Friedmann.

En su momento se mencionó que Torales oficiaba de testa­ferro de Friedmann, quien en publicaciones periodísticas de la época admitió ser amigo de Torales desde hace muchos años, pero rechazó cualquier tipo de vínculo empresarial o tráfico de influencias para beneficiarlo.

Sin embargo, cuando Fried­mann dejó la gobernación, cambió la situación y se apro­pió de la firma, según denun­cia ahora Hugo Alexander Torales en una entrevista exclusiva en “La caja negra” (Unicanal).

– ¿Cómo se inicia su par­ticipación en la empresa ESSA?

– La empresa ESSA nace por medio de una invitación que recibo de Éver Noguera para conformar una sociedad y participar de licitaciones en el rubro de almuerzo escolar. Como él ya era un empresario conocido en el rubro en aquel momento; esto fue en el 2015.

– ¿A qué se dedicaba la SA?

– Se trata de una empresa creada para proveer de ali­mentos a la Gobernación del Guairá. El Dr. Éver Noguera me invita, pues la empresa ESSA ya operaba en el Alto Paraná. Luego estuvo incur­sionando en licitaciones públicas entre los años 2011 y 2012. Después, nosotros adquirimos la sociedad y nos presentamos a la licitación en la Gobernación de Guairá.

– ¿Dónde entra en esta his­toria Rodolfo Friedmann?

– Rodolfo Friedmann entra en la historia de la empresa ESSA cuando nosotros reco­rrimos varios bancos para habilitar una cuenta y conse­guir créditos para la empresa porque se necesitaba un capi­tal importante para incursio­nar en este rubro. Entonces, una vez que ganamos la lici­tación, Rodolfo Friedmann se ofrece como capitalista, poniéndonos una condición de que a nosotros nos iba a corresponder una rentabili­dad del 20% sobre la venta y que el resto iba a ser para él por el capital operativo que iba a estar aportando.

– ¿Cuánto fue ese capital operativo?

– En aquel entonces fue de 1.700 millones de guaraníes, incluso necesitábamos más por una cuestión de infraes­tructura, documentaciones, camiones que se compraron para logística; es decir, se montó una estructura bas­tante importante. Nosotros quedamos con el doctor (Noguera) con una deuda con él (Friedmann), aparte de más inyección de capital operativo que necesitábamos para los insumos semanales porque estábamos dando de comer a 9.580 niños por día.

– ¿Él entregó esa plata de una o de acuerdo a las necesidades?

Más bien de acuerdo a las necesidades iba aportando. En total llegó a poner 1.700 millones de guaraníes. Noso­tros fuimos trabajando, fui­mos facturando y llegó un momento en que él (Fried­mann) pone las condiciones: tenían que ser su banquero y su contador los que mane­jen el sistema operativo de la empresa para que él pueda tener el control de lo que estaba pasando con su dinero.

– ¿Ustedes necesitaban la plata y le pedían a su con­tador?

– No. Lo que él quería es tener el control de cómo se mane­jaba el dinero a través de su contador.

– ¿Dónde estaba esa plata?

– Él nos presentó a un gerente de un banco de Villarrica y empezamos a trabajar con ese banco.

– ¿Después ustedes ya empiezan a ganar las lici­taciones?

– Sí. La primera vez se pre­sentaron una empresa de Encarnación y otra de Oviedo. Competimos y sali­mos victoriosos de la primera licitación que fue de 15.000 millones y algo, que fue un contrato plurianual.

- Cuando ganaron la lici­tación de 15.000 millones, ¿él (Friedmann) era gobernador del Guairá?

– Sí.

– ¿Y vos decís que él les pedía una parte de la ren­tabilidad de la empresa?

– A nosotros él nos entregaba una rentabilidad del 20% y lo que restaba de la renta le correspondía a él. Él nos dijo que tenía una declaración de bienes que no podía variar y ese dinero se transfería a una cuenta en dólares.

– ¿El dinero que era parte de su renta en la empresa?

– Sí. Ese dinero se trans­formaba en dólares en una cuenta que tenía en el banco la empresa. Había una cuenta en guaraníes y otra en dóla­res. La de dólares le corres­pondía exclusivamente a Friedmann.

¿Ustedes cobraban un cheque de la gobernación y se depositaba en una cuenta en guaraníes?

Se depositaba en la cuenta en guaraníes y otra parte en dólares.

– En total, ¿cuántos con­tratos llegaron a tener desde que se creó esta empresa?

– Nosotros empezamos a tra­bajar en el 2016 en la Gober­nación de Guairá hasta hoy en día. Las siguientes licitaciones en las que participamos fueron más o menos de 10.000 millo­nes, 10.999 millones fue la lici­tación siguiente, y así. Ocurre que en ese tiempo, el ámbito político lo posiciona a Éver Noguera como diputado, pone Éver sus acciones a disposición de la sociedad. Ahí es donde ocurre también una descapi­talización de la empresa por­que había que pagarle al doctor por sus acciones. Él se aparta de la sociedad por ética porque iba a asumir un cargo electivo como diputado.

– ¿Cuánto tenía Éver de las acciones?

– En principio íbamos 50-50. Cuando él vende sus accio­nes, el 30% adquiero yo y Lourdes González, la conta­dora de Friedmann en aquel momento, adquiere el 20%.

– O sea, ¿Friedmann le pone a su contadora para que maneje su porcentaje?

– Asimismo. Le pone a su contadora para que maneje su porcentaje.

– ¿Era la contadora de la gobernación o particular?

Era una contadora parti­cular.

– ¿Vos le conocías a Fried­mann antes?

– Lo conocí de casualidad. Incursionando con amigos. Yo era conocido de su her­mano y solo de vista en aquel momento. Solíamos tratar siempre porque Villarrica es bastante chica. Siempre solíamos cruzar algunas con­versaciones.

– ¿Cuándo comenzaron a tener problemas con Fried­mann?

– Ocurre el siguiente caso. En los contratos de almuerzo escolar, como damos de comer a entre 9.500 y 9.600 niños al día, generalmente el presu­puesto alcanza más o menos 5 meses porque las factura­ciones eran de 2.000 millo­nes al mes.

Estas facturacio­nes se realizan, entonces, de marzo a julio, después de eso tenés unos días más para com­pletar y generalmente se cie­rra la empresa y ahí empieza todo el trabajo contable de ir ajustando el tema del pago de impuestos, etc., para poner todo al día y hacer las liqui­daciones, hacer el tema de la renta. Pero la oficina ya se cie­rra y después ocurre un caso en el que estos pagos iban y empezamos a tener proble­mas con las entidades banca­rias. Teníamos problemas, y de repente fui víctima de un caso de estafa, en el que pre­sento todos los documentos y a mí me cae como un balde de agua fría lo que pasó. Está­bamos trabajando superbién con el banco y de repente explota algo así.

No entendí qué pasaba y empiezo a reco­rrer abogados, auditores, con­tratar auditorías, pedir infor­mes a los bancos, y como el capital de Friedmann seguía y se vio afectado también con todo ese problema bancario, yo, siendo el presidente de la empresa, me dice: “Acá hay un tema de estafa y vos sos el res­ponsable, como presidente”. Entonces caigo en un shock e incluso ya no podía traba­jar de tantos problemas. Se convierte en un infierno mi vida. Estaba averiguando qué es lo que pasó, investi­gamos e hicimos una audito­ría. Vimos todos los informes bancarios y yo trabajé perso­nalmente con el auditor que me hacía preguntas de cada movimiento.

Como yo estudié también derecho, le digo que tenemos que accionar. Enton­ces me dice el auditor: “Ale, acá hay demasiadas falencias en el procedimiento banca­rio. Pero acá hay mucha gente implicada. Esto no pudo hacer una sola persona”. Entonces, agarro y digo: “A la puta, este tipo me presentó Friedmann, descubro que la contadora no hizo su trabajo 7 meses; o sea, tiene hocico, tiene cola, esto me hicieron a propósito”. Me hicieron una operación para dejarme fuera.

– ¿Una operación que armó Friedmann?

– Tiene hocico y tiene cola, ¡me parece que es un perro! Para dejarme totalmente fuera de la jugada, fuera de todo lo que trabajé, porque esa es una empresa (yo tengo un posgrado en una universidad americana sobre formulación de planes de negocios) a la que no le falta ni un papel higié­nico. Era una empresa hecha y derecha, está asesorada por un tecnólogo que tiene más de 25 años de experiencia.

Ellos querían usarme para quedarse con la empresa. Para que haga todo el trabajo y si funcionaba, después me sacaban. Efectivamente me sacaron de la jugada por algo que invertí años de vida de estar por cada papel yendo y viniendo, porque incursionar en este tema del almuerzo es algo que no se puede hacer así nomás. Es algo que se debe encarar con mucha seriedad, con mucho criterio, es una gran responsabilidad llevar ese plato de comida a los niños. Personalmente, tengo fotos en las que yo me iba a las escuelas, me sentaba con los niños en la mesa a ver cómo recibían ese plato de comida. Jamás medio plato de comida ha faltado de todas las raciones que nos han impuesto para repartir. Jamás nos vimos envueltos en nin­gún acto de corrupción que se pueda denunciar. Aparte, el sistema es bastante seguro porque el Ministerio de Edu­cación tiene una oficina en la gobernación que supervisa todos los papeles y son avala­dos por los directores de las escuelas que reciben todas las raciones que les corresponden.

– ¿Actualmente a cargo de quién está?

– A mí me sacaron. Te cuento la situación que pasé. Yo tenía todos los pape­les de auditoría de la tre­menda estafa que me hicie­ron, voy y quería accionar judicialmente. Como yo había entregado el direc­torio durante estos años de investigación. El que se quedó manejando la parte operativa de la empresa es Álvaro Alfaro, primo her­mano de Friedmann. Enton­ces, le digo a Álvaro que tengo todas las pruebas para accio­nar, yo necesito recuperar mi dinero porque, aparte de la estafa hecha por la gente, yo empiezo durante esos años a devolver la plata a la sociedad.­

AUDIOS REVELADORES

ASÍ OPERABA FRIEDMANN A FAVOR DE SU EMPRESA CUANDO ERA GOBERNADOR

Friedmann, a su socio comercial: “Lo que es mío, es aparte”

Estos son los mensajes de voz que el actual ministro de Agricultura, Rodolfo Friedmann, llegó a enviar a su ex socio comercial Hugo Alexander Torales. En estos se escucha cuando Friedmann marcaba las pautas del manejo de la empresa ESSA e incluso revelan cómo debían depositarle el dinero que le correspondía de las licitaciones. Friedmann manejaba una cuenta en dólares en un banco de Villarrica, exclusivamente para recibir su parte.

AUDIO 1: “Tío, pasame un poco el RUC de ESSA y el nombre”.

AUDIO 2: “Tío, viste esa publicación del 30 de enero, por eso es importante tener el servicio de recibir el correo en tu celular, entonces vos el 31 o el 1 ya te enterás o ese mismo 30. O sino, imaginate, hoy es el 19 y es para el 27, te queda así una semana y ahí es muy complicado terminar la documentación, poder hablar todo ese tema, si vos te enterás al momento es mucho más fácil”.

AUDIO 3: “El tema del registro, ya está eso para que te llegue en tu celular o en tu correo los llamados que se hacen porque ya estamos a fin de febrero. Seguro van a empezar a llamar a la gobernación; eso hay que ver o hacer revisar todos los días para poder presentarnos”.

AUDIO 4: “Tío, lo que hay que revisar en el portal todos los días, hay que revisar alguna gobernación o algún municipio que llame, que sea importante, por eso esa inscripción hay que acelerar o si no se revisa todos los días en el portal”.

AUDIO 5: “Como te dije el miércoles, hay que presentar, tío, o sino no nos sirve a nosotros. Cambiá la administración, hacé algo, a mí no me sirve que esté así atrasado”.

AUDIO 6: “En la municipalidad lo que no se puede pagar sin que esté el seguro, yo tengo que hacer firmar un documento para poder emitir el seguro; ahí recién se va a poder tener la póliza que exige la municipalidad para el pago”.

AUDIO 7: “Tío, hay un depósito que me van a hacer desde Encarnación de 100 en la cuenta y ahí te va a llamar, Edu tiene 110 en efectivo también que va a ir a depositar en la cuenta, entonces el lunes nomás hacemos toda esa conversión de ese 354 que me quedó a mí del depósito de ustedes, más estos dos que yo mandé depositar, para pasar todo a dólares”.

AUDIO 8: “No quiero mezclar lo que es mío, pero ahora ya pasó, lo que es mío, es aparte, o sino va a haber problema… Ese en cualquier momento yo me voy a olvidar, alguien se va a olvidar; yo, lo que es mío voy a cambiar la cuenta a dólares y eso no se toca ni aunque se caiga el mundo, eso ya no es más de la empresa ni aunque se tenga que pagar o no pagar, ya es un tema de la empresa, no podemos pues tocar un dinero de alguien que no tiene nada que ver para pagar algo de la empresa, ¿o vamos a mezclar todas las cosas piko?”.

AUDIO 9: “No, esa rendición dejá nomás ya. Ya le dije a Lourdes que deje nomás; no, qué piko me van a dar más rendición de eso, yo eso voy a considerar como si fuera que no es mío nomás, yo no quiero luego que se toque lo que es mío, ya no quiero que se toque; si se tocó, que se quede todo para la empresa nomás, en este pago nomás voy a recuperar todo”.

AUDIO 10: “Entonces, mañana nomás podemos hacer todo; yo voy a firmar todos los pagos de mañana y ahí de paso yo hago el arreglo con Lourdes de lo que… Por este pago y se deposita todo, y lo que es mío se hace la conversión en dólares para pasar a la cuenta”.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar