La Comisión Bicameral de Control de Gastos, creada por la Ley de Emergencia para la lucha contra el COVID-19, presidida por el senador Amado Florentín, dio un informe del trabajo realizado. En este sentido, el presidente de esta comisión señaló que del presupuesto de US$ 514 millones, destinado al Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social (MSPyBS) para “preparar” el sistema ante la pandemia, solo se ejecutó el 0,54%.

“Lo que más nos preocupa es que la Ley de Emergencia fue presentada por el Ejecutivo para fortalecer el sistema de Salud y estamos encontrando que de los 514 millones de dólares presupuestados para el ministerio se utilizó el 0,54%, excluyendo el anticipo para esas dos empresas de las compras fallidas”, refirió Florentín hoy en conferencia de prensa.

Te puede interesar: Daño patrimonial al Estado: “El caiga quien caiga forma parte del pasado”, afirma García

En este sentido, mencionó que lo preocupante es que hasta el momento no se ha avanzado en el plan de preparar el sistema de salud con la provisión de insumos médicos e incluso camas de terapia intensiva, entre otros insumos. El parlamentario refirió además que de darse un pico alto de contagio y el sistema de salud colapse, será responsabilidad exclusiva del ministro de Salud, Julio Mazzoleni.

“No vemos un avance revisando los portales de Contrataciones Públicas referido a llamados de licitaciones que vayan hacia ese fortalecimiento, estamos en conocimiento de donaciones y del cual estamos plenamente de acuerdo, pero si se disparan los casos y se da un colapso social, gran parte de la responsabilidad será del ministro de Salud Pública y Bienestar Social”, sentenció.

Por su parte, el senador Stephan Rasmussen también mencionó que lo más preocupante en este momento es la baja ejecución de un presupuesto de emergencia que en teoría debió servir para los primeros meses de la pandemia.

“Hubo licitaciones por más de 150 millones de dólares, pero por 140 millones de dólares se cancelaron. Según algunos controles que realizó la bicameral, prácticamente no hay licitaciones en curso tampoco, entonces hay más de 510 millones de dólares disponibles en el Ministerio de Salud”, cuestionó el senador. Asimismo, detalló que actualmente existen aún más de 830 millones de dólares sin ejecutar y específicamente en el Ministerio de Salud.

Otro de los puntos señalados por Rasmussen es el pedido de más préstamos, mientras que los otros US$ 1.600 millones aún no se hayan utilizado ni en un 50%. “Lo que más llama la atención es que el Poder Ejecutivo siga pidiendo más deudas, siendo que aún no ejecutó ni el 50% de la Ley de Emergencia, que en teoría era para dos a tres meses; ya pasaron esos tres meses y vemos muy lenta la ejecución del Poder Ejecutivo”, sentenció.

Puedes leer también: “La fase 4 es la más peligrosa de todas porque se habilita el ocio”, advierten

Dejanos tu comentario

23H

Alistan los preparativos para la festividad de Caacupé, ¿qué debe tener en cuenta los organizadores?

Click para votar