La Comisión Bicameral de Reordenamiento del Estado recibió al ministro del Interior, Euclides Acevedo, para debatir acerca del nuevo rostro de la Policía Nacional que se busca implementar con nuevas normas para el ascenso y la promoción. La perfección en la formación con énfasis en la ética será el eje de estudio.

El ministro expuso la situación actual de los agentes militares que ingresan a la carrera pensando en salir del desempleo y no por vocación, lo que da como resultado agentes sin motivación que no cumplen con los objetivos de la institución.

Lea más: El descargo de Euclides: “No me podés poner una ojera de caballo para hablar solo de la Policía”

A partir de esa situación se apunta a una formación integral que no solo se base en pruebas de entrenamiento, sino también en formación cívica y ciudadana, incluyendo además la higiene psicológica de los mismos. “El delito hay que prevenir, el policía debe de entrenarse integralmente y supone higiene psicológica”, indicó.

Por otra parte, apunta a una doctrina nacional, formación basada en la doctrina ética sustentada en el bienestar policial, seguridad, plan de carrera, bienestar para su familia y buen salario. “Si no está bien formado y encima gana poco, es un banquete para cualquier corrupto; el problema es integral”, añadió Acevedo.

Considera que con esta reforma, la Policía Nacional debe “recuperar el sentido del honor, de pertenencia y prestigio; hasta hoy se hacen policías como solución al desempleo”, indicó.

Te puede interesar: Para el vicepresidente todas las posiciones se deben tener en cuenta

Nuevo rostro de la Policía

El Dr. Javier Acosta, asesor del ministerio, explicó la base que se tiene de la reforma de la Carta Orgánica de la Policía Nacional, una de ellas es “establecer una carrera policial que motive; hoy en día, se encuentra poca motivación para cumplir de manera eficiente”. Además, recuerda que la carrera debe estar en formación intelectual, la meritocracia y la trayectoria para tener en los altos rangos a un personal de excelencia.

Sobre las promociones, proponen que sea en función a la formación y trayectoria, otro elemento que se propone son las asignaciones a los cargos en la estructura, lo que actualmente está sujeto a discrecionalidad del comandante. Esta situación permite que incidan grupos de poder y presionan para que ocupen algunos comisarios cercanos los cargos.

En otro punto, se busca generar un sistema de justicia, que actualmente se encuentra sustentando en un sistema inquisitivo. “El policía investigado no tiene las mínimas garantías de que va a ser juzgado por un tribunal independiente, por eso se pretende volcar el principio del sistema penal al sistema de justicia policial”, concluyó.

Nota relacionada: Reforma del Estado tiene como eje fortalecer la atención primaria

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar