El senador Silvio Ovelar, del movimiento Colorado Añetete, en un descuido durante la sesión virtual de la Cámara Alta olvidó apagar el micrófono durante la votación de la ley que recorta gastos superfluos y topea el salario de los funcionarios públicos y de las binacionales.

Ni bien votó, contactó con su señora para contarle cómo estaba la votación, tras el tratamiento de la normativa que busca reducir los gastos del Estado. Ante la mirada atónita de sus colegas, el legislador se reportó y tras el afectuoso saludo, “Hola mi amor…”, le contó cómo iba el tratamiento del proyecto, atendiendo que ella sería una de las afectadas directas de aprobarse la ley.

Se especula que la llamada fue a su esposa, Iris Magnolia Mendoza, por el tono romántico de la llamada. La misma estaría percibiendo cerca de G. 105 millones, como miembro de la dirección de Asesoría Jurídica de una de las binacionales.

La escena quedó grabada en el portal de video de la Cámara de Senadores, que desde el inicio de la pandemia se encuentra sesionando de manera virtual. Los senadores se ratificaron en su versión con 38 votos a favor y 5 por la versión de Diputados, mientras que por la abstención se tuvo un voto, también un ausente.

Lea más: Senado se ratifica en ley que recorta salario de estatales, incluso en las binacionales

Defensa de intereses

El senador, como presidente de la Comisión de Hacienda, se encargó de la defensa de la versión de Diputados que excluye a los funcionarios de las binacionales del recorte, alegó que eran derechos adquiridos de los funcionarios a través de sus luchas legales e incluso calificó como un riesgo aprobar la normativa con la versión de la Cámara de Senadores.

La propuesta, más conocida como ley Sergio Godoy, establece que los funcionarios de las binacionales no ganen más que G. 37 millones, salario que percibe el presidente de la República. Dicha disposición, desde el principio del debate público, fue considerada por el senador como una medida acelerada y populista impulsada por su par, el senador Sergio Godoy.

La férrea postura de Ovelar es porque la normativa pone en riesgo el salario de su señora, quien se desempeña como asesora jurídica de la Itaipú Binacional.

Te puede interesar: Godoy: “El Ejecutivo está en la joda, cuando tenga menos reglas, mejor”

Dejanos tu comentario