La Cámara de Diputados sancionó el proyecto de ley “Que modifica el Art. 2° de la Ley 4.558/11, que establece mecanismos de apoyo a la producción y empleo nacional, a través de los procesos de contrataciones públicas”. Permitirá que los productos nacionales puedan ser 40% más caros que los importados.

La propuesta tuvo un debate caldeado entre los diputados de la oposición y algunos oficialistas que apoyaban el planteamiento asegurando que esto beneficiaría a las empresas nacionales en las contrataciones públicas. La diputada Celeste Amarilla aseguró que empresarios se acercaron a algunos diputados para lograr aprobarlo sin modificaciones.

Lea más: Núñez advirtió a Celeste Amarilla con suspensión por acusarlos de bandidos

El diputado de Honor Colorado Walter Harms dijo que “algunos apelaron a recursos que yo por ejemplo no los considero válidos, pero en medio de todos esos recursos utilizados, no escucho un fundamento real de cómo ayudar con el 40% de margen a las industrias nacionales”, aseguró.

Abogó por proteger a las industrias nacionales, pero generando mano de obra que fortalecerá a la economía, por lo que considera que el proyecto no fortalece a las industrias.

Por otra parte, el diputado de Patria Querida Sebastian García se mostró en contra de la aprobación de la normativa, pues considera que la propuesta se disfraza como supuesto apoyo a la industria nacional. “Abrimos la canilla para que el Estado compre más caro y que esas pymes tengan que hacerse cargo de ese costo inflado”, indicó.

Leé también: Con errores de ortografía, el diputado Carlos Portillo declara que percibe G. 56.074.840 al mes

También el diputado colorado Hugo Ramírez explicó que en época de pandemia hay que defender el empleo, y con la elaboración de esta ley se pretende fomentar la industria que nacional que entró en crisis por la emergencia sanitaria.

“La pandemia ha dejado cifras más desgarradoras que la situación en hospitales o contagios, que es la cantidad de gente que pierde empleo o empresas que cierran puertas. Con esto lo que queremos plantear es la protección a la producción nacional y a empleos de paraguayos”, sostuvo.

Aseguró que las importadoras adjudicadas representan el 65% y generan solo 17% de empleos, mientras que las nacionales recibían el 35% de los contratos estales y generan el 83% de empleo.

Apoyo a lo nacional

La ley pretende incentivar la participación de las empresas en las contrataciones públicas, incentivando un 40% el costo de lo que ofrecerían al Estado. Para los legisladores de la oposición solo beneficiaría a aquellos proveedores del Estado para generar sobrecostos.

Te puede interesar: “El que nada debe, nada teme”, dijo Zavala sobre las DDJJ

Dejanos tu comentario

17H

¿El Cuerpo de Bomberos de Paraguay, debería seguir siendo voluntario?

Click para votar