Brasil y Paraguay suspendieron temporalmente compartir las aguas del río Paraná. Esa información fue dada por la Marina del Brasil en nota enviada a los medios de prensa en zonas fronterizas.

El comandante de la Marina de Foz de Yguazú, acompañado del jefe de la Policía Federal zonal y el jefe de la Unidad Náutica de la Policía Federal del Brasil, se apersonaron en la base naval de la Armada Paraguaya en Ciudad del Este y establecieron disposiciones en conjunto.

Con la suspensión temporaria de compartir las aguas del río Paraná, la Marina del Brasil recomienda a toda la comunidad fluvial brasileña que debe ser evitada toda aproximación a la margen paraguaya del río Paraná en este periodo, caso contrario el conductor y su embarcación estarán sujetos a la legislación paraguaya, sobre el riesgo de aprehensión y expulsión.

Cabe señalar que Paraguay ha prohibido cualquier tipo de navegación en su margen del río a partir del 24 de marzo pasado, como parte del decreto de emergencia sanitaria contra el COVID-19.

Los controles en las líneas fronterizas para la detección de intentos de ingreso clandestino al país son ejecutados de manera conjunta por parte de organismos de seguridad civiles y militares, en constante colaboración para cubrir los puntos ciegos en frontera.

Por su lado, Brasil ha extendido por 30 días el cierre de sus fronteras el pasado 2 de mayo.

Leé también: Armada refuerza los controles en toda la frontera con Argentina

Incidente en el río Paraná

El pasado domingo 3 de mayo una embarcación que ingresó en la zona de la primera boya de Itaipú, lado paraguayo, sobre el río Paraná, fue incautada por personal de la Prefectura Naval en horas de la tarde.

A bordo de la misma se encontraba un ciudadano brasileño que al ser sorprendido por la Armada Paraguaya manifestó que estaba en la zona para realizar la actividad de pesca.

El Ministerio Público determinó la expulsión del brasileño y la embarcación fue llevada hasta la base naval de Ciudad del Este para el sumario administrativo. El procedimiento se dio en cumplimiento al decreto sanitario que prohíbe el ingreso de extranjeros al territorio paraguayo a fin de evitar la propagación del COVID-19.

Esta es la embarcación que ingresó en la zona de la primera boya de Itaipú, lado paraguayo, sobre el río Paraná y fue incautada por personal de la Prefectura Naval. Foto: Gentileza.

En cumplimiento con la ley paraguaya el ciudadano brasileño fue expulsado del país.

A raíz de este operativo, la Marina del Brasil, tras la reunión con la Armada Paraguaya, comunicó a sus connacionales que durante su navegación en las aguas del río Paraná o en el Lago Itaipú se mantengan en las proximidades de la margen brasileña, donde posee la competencia de garantizar su navegación.

Reiteran que por ese motivo, si algún brasileño o extranjero fuese sorprendido en la margen derecha del río, es decir, del lado paraguayo, podrá ser detenido y la embarcación será aprehendida.

Leé también: Brasil, nuevo epicentro mundial de la pandemia

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar