Desde la Gobernación de Ñeembucú, a cargo de Luis Benítez, se solicitó al Ministerio de Educación y Ciencias (MEC) y a la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas (DNCP), la autorización para reanudar la provisión de almuerzo y merienda escolar durante la suspensión de clases, dispuesta por el Gobierno Nacional desde el 11 de marzo pasado, para la contención de la propagación del Covid-19.

El gobernador Benítez solicita la readecuación del Manual de Procedimientos para la entrega de menús, de tal manera que los proveedores restablezcan la provisión y así alimentar a los estudiantes más carenciados.

En este contexto, solicitó al MEC, a través de la Dirección General de Bienestar Estudiantil, la autorización correspondiente, atendiendo a que dada la suspensión de clases los proveedores no están obligados a proveer el bien, ni la institución educativa a recibirla, de acuerdo con los pliegos.

Atendiendo a que estamos en una situación excepcional, el gobernador de Ñeembucú insta a las autoridades a analizar la pertinencia del pedido y proveer los alimentos conforme al contexto socio-económico de gran parte del alumnado y sus familias.

Asimismo, solicitó al titular de la DNCP, Pablo Seitz, un dictamen para la reanudación del servicio de provisión del servicio de almuerzo escolar a través de la empresa previamente adjudicada.

De esta manera, se daría una repuesta de contingencia para cumplir con las disposiciones de la emergencia sanitaria en Ñeembucú, sostienen desde la Gobernación.