La intendenta cesada en sus funciones de la Municipalidad de Ciudad del Este, Sandra McLeod Zacarías, ofició esta mañana de jueves una conferencia de prensa en su residencia ubicada en la capital del Alto Paraná.

En la rueda de prensa, la jefa comunal del distrito esteño exigió a la interventora municipal Carolina Llanes demostrar en papeles y con pruebas fundadas sus denuncias sobre la supuesta existencia de funcionarios “planilleros” dentro del Ejecutivo Municipal.

“Que lo demuestre. Si ella habla de planilleros, debe mostrar las pruebas. Creo que todo ha sido inventado. Guardó los legajos de los funcionarios destituidos. Hemos solicitado, a través de mis representantes legales que me acompañan, los legajos pero ella se encarga de guardar”, dijo McLeod.

Manifestó que si es que Llanes habla tanto de transparencia, debe mostrar todo lo que afirma. “¿Por qué no actúa de la forma en que habla? ¿O ella solamente habla en los medios, escondiéndose tras los micrófonos?”, cuestionó.

McLeod también criticó que funcionarios de mucha antigüedad, enfermos o con alguna discapacidad, hayan sido destituidos injustamente. “El chofer que llega a las 06:00 AM desde el año 2004. Retira su orden de trabajo, maneja todo el día y vuelve al final, entregando su reporte de la jornada. Ese es un humilde trabajador, quien lastimosamente ni siquiera llegó a percibir el sueldo mínimo”, expresó.

Destacó además el caso de Sole Argüello, una docente no vidente que se formó en el Centro Educativo Municipal y donde hasta hace pocos días prestaba servicios como “profesora sombra” de personas con su misma discapacidad. “Se formó en el Centro de Apoyo Pedagógico, impulsado por esta administración. Se le adaptó a cursos inclusivos. Recibió medalla de oro, estudió en la universidad gracias a una beca otorgada por la municipalidad y luego fue contratada como profesora, donde guía a personas de poca o sin visión, con el sistema Braille y otros métodos”, afirmó.

Sigue sin conocer puntos de intervención

Por otra parte, la intendenta aseguró que hasta la fecha sigue sin conocer los 15 puntos que impulsaron la intervención de su gestión. “El Presidente Marito pidió algo y la interventora cumple a rajatabla. Yo, como toda ciudadana paraguaya, utilizaré todos los medios necesarios que me brinda la democracia y la Ley, y con toda la energía de Dios, para defender mi administración”, adelantó.

Anunció igualmente que no dejará de hacer uso de su derecho y criticó la falta de oportunidad para hacer su descargo en asuntos intervenidos desde la Contraloría General de la Nación o de la Fiscalía.

“Seguiremos punto por punto. Denunciaremos ante Fiscalía toda irregularidad, aun que no creo que me haga caso. Esta intendenta ya tuvo más de 13 allanamientos y no han encontrado nada. (…) Ya me han tratado de todo como mujer, eso me resbala. Nadie ha podido probar lo que no es cierto y tampoco porque una persona diga o algún medio periodístico salga a decir que descubrió la pólvora, debe ser verdad”.

Por último, declaró que espera que la Fiscalía no se deje llevar por presiones mediáticas ni políticas. En ese sentido, mencionó que existe una gran persecución política por parte de un sector contra otro, del partido colorado.

Lee También: