Teniendo en cuenta la situación epide­miológica del país, en cuanto a la proliferación de casos de dengue y la posi­ble epidemia en puerta, el ministro de Salud ha puesto como uno de los pilares fun­damentales la prevención de esta enfermedad y otras arbo­virosis dentro del Operativo Caacupé 2023. Esto teniendo en cuenta la cantidad de per­sonas que se espera partici­pen de la fiesta mariana más importante y popular del país.

En este sentido, la cartera sani­taria, a través de la Dirección de Vigilancia de la Salud, emitió una lista de recomendaciones para los ciudadanos que están pensando acudir a las festivi­dades, para que puedan hacerlo de manera segura. De cumplir con los consejos, los peregri­nos podrán tomar las medidas de precaución necesarias para evitar cualquier contagio.

La primera recomendación es que las personas que presenten cuadro febril u otros síntomas del dengue guarden reposo y acudan al centro asistencial más cercano. Con esto, lo que se busca es evitar la autome­dicación y prevenir los casos graves, además de obtener un diagnóstico apropiado. Asi­mismo, si una persona que pre­senta cuadro febril se queda en reposo, se evita que pueda contagiar a otros, por lo que se insta a mantener a la per­sona enferma bajo mosqui­tero mientras dure el periodo febril, utilizando repelente e ingiriendo mucha agua.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

En cuanto a los peregrinos, el Ministerio de Salud reco­mienda que estos vayan pro­vistos de repelentes que con­tengan al menos un 20 % de DEET como principio activo. El mismo debe ser aplicado sobre la piel expuesta al vec­tor, no debajo de las ropas, y se debe repetir esto al menos cada 2 o 3 horas, teniendo en cuenta que las altas tempera­turas y la sudoración contri­buyen a la rápida evaporación del producto. Con relación a los niños, la cartera sani­taria recomienda la utili­zación de repelente a par­tir de los dos meses de vida, siempre que el producto contenga un porcentaje de DEET menor al 30 %.

PIDEN REVOCAR LA PROHIBICIÓN DE VENDER

Vendedores que trabajan en los alrededores de la basílica de Caacupé reclaman el levantamiento de la prohibición de instalar puestos de venta en zonas aledañas al santuario, para que pue­dan seguir comercializando sus productos durante la festividad del próximo 8 de diciembre, que tradicionalmente aglutina a una gran cantidad de feligreses. Se trata de una resolución munici­pal vigente desde hace muchos años. Desde el municipio se noti­ficó a los vendedores de velas, agua, rosario, sillas, entre otros, a través de un panfleto que, a partir del día martes 28 de noviem­bre, “queda prohibido el ingreso de vendedores ambulantes a la explanada de la basílica-santuario”.

Los afectados se reunieron ayer martes en la explanada del san­tuario para manifestar su disconformidad con dicha disposi­ción municipal. Algunos incluso tienen puestos fijos de ventas y también son ambulantes, sobre quienes pesa la restricción. “El volante especifica que no quiere que estemos en la vereda de la basílica y nosotros comprendemos y vamos a respetar eso. Pero, al final, desde el 28 de noviembre no quiere que ningún vendedor esté alrededor de la basílica. Y ese es nuestro día a día, nosotros dependemos de eso para nuestra Navidad, Año Nuevo, Los Reyes y escuela. Eso es imposible de aceptar porque hay muchas perso­nas afectadas”, dijo una vendedora a C9N.

Dejanos tu comentario