La falta de consulta a tiempo y la autome­dicación son los res­ponsables de las complicacio­nes de los cuadros de dengue. Generalmente, son los padres de niños con la enfermedad y los pacientes jóvenes los que no realizan una consulta pre­coz, lo que predispone a un empeoramiento del cuadro.

En el caso de los pacientes con enfermedades de base como diabetes, hipertensión o pro­blemas cardiacos, cuyos cua­dros pueden agravarse con la enfermedad transmitida por el mosquito aedes, el trata­miento debe ser más riguroso.

Una forma de solapar el cua­dro de dengue y complicarlo aún más es la automedica­ción. Si una persona se auto­medica, solo enmascara la situación, de ahí la necesi­dad de consultar a tiempo y de recibir los diagnósticos diferenciales.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

De acuerdo a los síntomas que presentan, los médicos deci­dirán si es necesario la hos­pitalización o el retorno a sus hogares. En tanto que los que sufren de dengue grave nece­sitan tratamiento de urgencia.

Las personas tienen que acu­dir a los servicios de salud si presentan algunos de los siguientes signos y sínto­mas de alarma: fiebre alta, dolores más intensos, cefa­lea (dolor de cabeza) impor­tante, dolor retro ocular, arti­culaciones, en los músculos y/o huesos; rash (erupciones en la piel) en la mayor parte del cuerpo aparece entre el quinto y séptimo día, al cul­minar el periodo de viremia. La fase de viremia del den­gue o presencia del virus en la sangre es de cuatro a siete días, periodo en el que la per­sona afectada puede transmi­tir la enfermedad, a través del mosquito aedes aegypti.

SIGNOS DE ALARMA

En cuanto a los signos de alarma que hay que tener en cuenta son: vómitos, dolor abdominal, sangrado de mucosas, somnolencia, debi­lidad extrema; ante esto, bus­car atención médica urgente.

Dejanos tu comentario