Durante la jornada del lunes en el Aero­puerto Internacio­nal Silvio Pettirossi detec­taron una rara encomienda procedente de los Estados Unidos. Se trata de una caja que llegó vía aérea, en cuyo interior fue hallado un kilo de hachís (droga que genérica­mente está modificada para lograr una mayor concentra­ción de THC o componente psicoactivo).

La misma provino de Cali­fornia. En el interior del paquete había otras cajas de juegos didácticos con las que pretendían ocultar la droga; sin embargo, al pasar por el escáner se pudo visualizar que dentro de las mismas se ocultaban otros bultos muy raros. En ese momento se apartó la carga y agentes de la Secretaría Nacional Anti­drogas (Senad) procedieron a abrirla.

Fueron hallados dos juegos de rompecabezas que fueron abiertos y en cuyo interior se logró encontrar la sustan­cia ilícita que fue evaluada y se confirmó que se trataba de hachís. “Se trata de una encomienda aérea proce­dente de Los Ángeles, Cali­fornia, y en cuyo interior había hachís”, explicaron desde la institución.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Resaltaron, además, que tras el pesaje se pudo confirmar que esta encomienda traía consigo 1.000 gramos de la droga que aparentemente debía ser comercializada en Paraguay. “El paquete tenía en su interior juegos de rom­pecabezas y lego que oculta­ban paquetes con más de 1 kilo de hachís o cera de mari­huana”, expresaron.

Así también, explicaron que el hachís o cera de marihuana aparentemente es más adic­tivo para los consumidores. Se trata de una sustancia bastante costosa y tiene un selecto grupo de clientes.

Dejanos tu comentario