La madre del suboficial Edelio Morínigo, quien fue secuestrado por el Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) hace 6 años, recibió la noticia de que finalmente su hijo ya no se encuentra con vida.

“Una vez más estoy dolida. Estoy mal. Porque ayer recibí la noticia de que mi hijo ya no está con nosotros. No me dijeron dónde está el cuerpo. La persona me dijo que no le voy a poder recuperar porque está muy lejos de mí, en un lugar de difícil acceso”, relató la señora, devastada por la noticia.

En conversación con el canal C9N, la sufrida madre comentó que recibió la noticia –de forma extraoficial– por parte de una persona de que su hijo murió hace tiempo. Hasta hace poco, la familia Morínigo hacía incursiones en el monte para tratar de dar con el paradero de la víctima del grupo criminal.

Ña Obdulia agregó que su hijo era su luz y esperanza, y recordó que en videos grabados como “prueba de vida” por el EPP se le escuchaba a Edelio decir: “Mamá, si Dios y la Virgen quieren, vamos a vernos de vuelta”, recordó.

“Pero esto no ocurrió. A mi hijo le llevaron, sufrió la injusticia y yo, como su mamá, también ya pasé por demasiado. Ahora esto me pone mal, pero lo que me pone peor es que no puedo recuperar su cuerpo”, aseveró.

En ese sentido, Obdulia Florenciano de Morínigo solicitó ayuda al Gobierno para recuperar los restos de su hijo. “Él nunca puso resistencia con el grupo criminal, se entregó. Decían que mi hijo era prisionero de guerra, pero él demostró a sus camaradas que es un héroe, que cayó en manos de criminales que no tienen respeto ni por su propia familia”, continuó. Por otra parte, mencionó que hoy nuevamente existen otras madres dolidas por las pérdidas de las dos menores abatidas en el Norte. “Ahora la gente sabe en carne propia el dolor y el sufrimiento. Lo que sentimos por nuestros hijos, nosotras las madres. Pero yo siempre digo, la justicia divina es lenta, pero segura”, culminó.

Prolongado secuestro

El suboficial fue secuestrado un 5 de julio del 2014 por los miembros del grupo criminal que opera en la zona norte del país de la estancia Macchi Cué, a 100 kilómetros de la ciudad de Concepción. Solamente se tuvo una prueba de vida en el 2014, el 22 de octubre. A partir de eso, los familiares en reiteradas ocasiones llegaron a clamar por información sobre Edelio Morínigo, pero hasta el momento nada se sabía de él.

El pasado 27 de junio, los hermanos Gregorio y Víctor Morales, quienes son sindicados de haber dado apoyo logístico al EPP para el secuestro del suboficial Morínigo, fueron condenados a 12 años de cárcel. La investigación realizada por la Fiscalía sostiene que ambos tuvieron participación en la logística en el secuestro del uniformado. Los padres del suboficial Edelio Morínigo, doña Obdulia Florenciano y don Apolonio Morínigo, se reunieron en agosto pasado con el presidente Mario Abdo Benítez buscando respuestas sobre el paradero de su hijo.


Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar