Ciudad del Este. Agencia Regional.

Una mujer fue encontrada muerta en su casa, a las 21:30 aproximadamente, sentada en una silla, ligeramente inclinada hacia un lado y con una soga al cuello. Así fue encontrada por su pareja a esa hora, cuando llegó del trabajo, según lo que relató al personal de la subcomisaría 14 de Minga Guazú. El hombre dijo que ni bien encontró así a la mujer dio aviso a la comisaría.

Ocurrió en el interior de una vivienda ubicada en el km 14, lado Monday, de la Fracción Mainumby, a 5 mil metros de la Ruta PY02, ciudad de Minga Guazú. La víctima es Elizarda Mercado Talavera, paraguaya, de 29 años de edad, que vivía en el lugar.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Según el suboficial principal Javier Martínez, subjefe de la subcomisaría 14, el diagnóstico de medicina forense sobre la causa de la muerte es asfixia mecánica por ahorcamiento. Explicó que la mujer no presentaba herida en el cuerpo, sí rastros de violencia en el cuello, lo que según la inspección forense habría sido porque forcejeó con la intención de quitarse la soga que tenía en el cuello.

Puede interesarle: El objetivo era desmantelar la estructura criminal que dominaba Tacumbú

Ante esto, no descartan un hecho de feminicidio, con sospechas que apuntan hacia una expareja de la víctima que habría llegado de España estos días y no habría aceptado que la mujer tenga otra pareja. Esta sospecha fue manifestada por el suboficial Javier Martínez.

De acuerdo a datos recabados en el seno familiar, la expareja la habría amenazado hace algunos años, antes de viajar a España, según el subjefe policial. Por otro lado, vecinos habrían informado a los agentes policiales que la expareja había estado merodeando la casa.

Sobre la posibilidad que se haya tratado de un homicidio con fines de robo, el suboficial Martínez dijo que la casa donde ocurrió el hecho está en una zona despoblada y fueron encontrados electrodomésticos y máquinas como una desmalezadora que cualquier ladrón podría haber llevado todo, pero en esta ocasión no fue así. El fiscal que tiene a su cargo la investigación es Julio Paredes.

Asimismo, manifestó que sí fue robada una motocicleta de la casa que, según el suboficial Martínez, fue llevada con el objetivo de despistar, pero que la finalidad no fue el asalto con fines de robo, reiterando que podía haber llevado muchos más objetos.

Puede interesarle: Guillermo Steckling dejó el obispado de CDE y asumirá Pedro Collar

Dejanos tu comentario