La policía brasileña realizó este martes la “mayor operación de la historia” del país contra el tráfico de armas, al desarticular junto con autoridades de Paraguay y Estados Unidos una red que abastecía a las principales facciones criminales de Brasil. El presidente Luiz Inácio Lula da Silva dijo en la red social X que la policía desarrolló la “mayor operación de la historia de Brasil contra el tráfico de armas”.

La red es señalada de entregar unas “43.000 armas a los jefes de las mayores facciones del país”, añadió. En la operación fueron detenidas 19 personas, cinco en Brasil y 14 en Paraguay, dijo el ministro brasileño de Justicia, Flávio Dino, en una conferencia de prensa junto a autoridades paraguayas. Dos generales -entre ellos un excomandante de la Fuerza Aérea- y un coronel se encontraban entre los 14 detenidos en Paraguay, confirmó el Ejército de ese país.

En Paraguay se incautaron “cientos, tal vez miles” de armas como rifles, pistolas y municiones, detalló Dino. Esta acción con Paraguay cerrará el suministro de armas a los dos mayores grupos criminales de Brasil, agregó el ministro. Dino aludió sin citarlos al Primeiro Comando da Capital (PCC) y al Comando Vermelho (CV), según la prensa brasileña. Paraguay “es un centro logístico del tráfico internacional de armas”, dijo en la rueda de prensa Jalil Rachid, jefe de la secretaría nacional antidrogas de ese país.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Lea más: Dakovo: 19 fiscales intervienen en operativo

USD 240 millones

La Policía Federal brasileña explicó en una nota que las armas fueron importadas desde Croacia, Turquía, República Checa y Eslovenia por una empresa basada en Asunción. La policía calcula un volumen de operaciones de cerca de 1.200 millones de reales (unos 240 millones de dólares al cambio actual), detalló la nota oficial.

Desde Asunción, las armas “eran raspadas (para remover números de serie) y revendidas a grupos intermediarios que actuaban en la frontera de Brasil y Paraguay para ser vendidas a las principales facciones criminales de Brasil”, informó el gobierno brasileño.

Lea también: Dakovo: incautan G. 1.000 millones al general Arturo González

La red criminal funcionaba con dólares de empresas fachada en los Estados Unidos, donde sus autoridades también han emitido órdenes de captura. Según Dino, hay 21 alertas rojas en curso con órdenes de arresto de Interpol. La policía de Paraguay busca al argentino Diego Dirisio, sindicado como líder de una estructura criminal acusado de tráfico de armas importadas legalmente y luego llevadas ilícitamente a esos dos grupos criminales brasileños.

También buscan a César Pappalardo, primo hermano del ex presidente de Paraguay Mario Abdo Benítez (2018-2023). La operación del martes se produce a raíz de una investigación iniciada en 2020, tras la incautación de armamento en el estado brasileño de Bahia (noreste).

Fuente: AFP.

Dejanos tu comentario