En el séptimo día del novenario en honor de la Virgen de Caacupé, monseñor Pedro Collar Noguera, obispo de San Juan Bautista (Misiones), destacó en la homilía como tema principal la necesidad de permanecer en oración por las vocaciones consagradas y sacerdotales, además de indicar la importancia de la labor sacerdotal dentro de la comunidad como guía y pilar espiritual.

“Al orar por las vocaciones sacerdotales tenemos que recordar que la iniciativa viene de Dios, debemos pedirle a él que siga llamando a hombres y mujeres generosos y valientes dispuestos a entregar sus vidas al servicio de su Iglesia, que la fidelidad y la perseverancia sean una constante en sus vidas y que siempre encuentren en dios la fuerza y el amor necesarios para cumplir su vocación”, indicó el religioso, a solo cuatro días de la principal fiesta mariana en Caacupé.

Añadió que es relevante para todos los fieles, en especial para aquellos consagrados, mantenerse en oración, ya que el mundo se encuentra atravesando un periodo turbulento y que la realidad sociológica paraguaya no está exenta de esto y también se ve afectada por las grandes transformaciones de nuestro tiempo.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Podés leer: Detienen a un asaltante tras enfrentamiento con toma de rehén en minimarket

“Ahora vemos normalizada la cultura del descarte, que vuelve a las personas desechables si no están en capacidad de producir, las personas son bienes de consumo que pueden ser usados y tirados, esclavizados, excluidos u sometidos a desigualdad y falta de recursos y derechos”, cuestionó el obispo, al tiempo de subrayar que es fundamental que los católicos sean conscientes de lo negativo de este tipo de prácticas globales, ya que afecta directamente a la Iglesia, puesto que la misma está conformada por personas que en muchos casos son parte de estos mecanismos.

En otro momento de la homilía expresó que es imperante consensuar un pacto educativo nacional y priorizar una formación integral que prepare a las nuevas generaciones para acompañar y liderar el camino presente y futuro de la patria de manera a enfrentar a nivel nacional cualquier tipo de cambios que busquen ser impuestos.

“Al orar por las votaciones sacerdotales tenemos que recordar que la iniciativa viene de Dios", destacó el monseñor Collar. Foto: Eduardo Velazquez

“El principal desafío de la educación paraguaya es la puesta en marcha de una nueva reforma educativa, la capacitación de profesores, una mejor ejecución de los recursos disponibles, al igual que la familia, la irrupción de la denominada ideología de género pone en riesgo un plan educativo con principios y valores irrenunciables de nuestra Constitución Nacional”, expresó monseñor Pedro.

Para finalizar reiteró la absoluta importancia de los sacerdotes para la trascendencia de la vida de la Iglesia y también para la eficacia del apostolado de los laicos con una fructífera relación de la vida consagrada, “para explicar la misión específica del sacerdote Benedicto XVI, subrayó fuertemente la configuración del sacerdote como hombre de Dios, la misión fundamental del sacerdote consiste en llevar a Dios a los hombres y ciertamente solo puede hacerlo si el mismo viene de Dios”.

Lea también: Areguá: fallece pasajero de vehículo que chocó contra un árbol

Dejanos tu comentario