El rector del santuario de Caacupé, padre José Benítez, habló del drama de los vendedores ambulantes que quieren permanecer con sus puestos de venta pese a una prohibición por ordenanza municipal que rige durante la festividad mariana. Lamentó el copamiento de las calles por parte de usuarios de las drogas, que exageran con los cobros por el estacionamiento vehicular en los alrededores de la basílica.

En diálogo con La Nación/Nación Media, el religioso comentó que pidió a las autoridades locales que se respete el espacio de culto y que se haga cumplir la resolución municipal que restringe la permanencia de los ambulantes en la explanada del santuario.

“Hay una zona declarada por resolución municipal como zona sacra. Esa resolución está vigente y con el paso de los años como que se tuvo una mano muy débil de parte de las instituciones y como que se va permitiendo. Entonces, la gente también ya empieza a avanzar y nuestra observación es en el día a día y más cuando es el novenario de Caacupé”, señaló.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

El sacerdote exteriorizó su preocupación porque la gente se abalanzó y empezó a ocupar todos los espacios, tales como las veredas, e incluso la explanada durante la misa. “Ellos no tienen código y yo manifesté en cuatro reuniones que hemos tenido con todas las instituciones, que a mí me preocupa la presencia de vendedores, y sobre todo de niños. Aquí hay personas que envían a sus hijos y es todo un drama social”, indicó.

Te puede interesar: Alarmante: Fiscalía atendió a 28.475 víctimas de violencia familiar hasta octubre

El rector del santuario de Caacupé, presbítero José Benítez abogó por el cumplimiento de la ordenanza municipal por parte de los vendedores ambulantes. Foto: Archivo

Reunión con autoridades

Dijo que en cuatro reuniones mantenidas con representantes del Ministerio Público, la Policía Nacional y las autoridades locales, efectuó el reclamo pertinente. Manifestó que ahora inclusive se suma un nuevo rubro con la venta de sillas, con lo que se copan las puertas de acceso al templo y genera mucha incomodidad durante la celebración eucarística.

“Durante la misa veo desde arriba cómo se pasean los niños, los indígenas que ahora están llegando. Es decir, lo que yo hice, puntualmente de acuerdo con las autoridades municipales y de la Policía Nacional, fue recordarle a todos ellos que hay un reglamento, una ordenanza vigente y es lo que queremos que se respete al menos durante este novenario”, puntualizó.

El sacerdote Benítez expresó que otro tema que preocupa es la proliferación de cuidacoches usuarios de drogas. “Es un tema muy delicado. Yo dentro de la reunión también manifesté que, al ritmo en que vamos, ya las calles están copadas por esas personas jóvenes de mal aspecto. Es un tema social y la mayoría son adictos y no tienen código. A veces, gritan y maltratan a los que buscan estacionar o se pelean entre ellos”, refirió.

En este punto, el sacerdote afirmó que personalmente no está de acuerdo con el cobro por el aparcamiento. “¿Por qué tengo que cobrar a los peregrinos? Este es otro tema de fondo, acá todo es negocio”, lamentó.

Leé también: Camión sojero quedó sin cabina tras violento choque en Villeta

Que se cumpla la ordenanza

Insistió en la necesidad de que se haga cumplir la ordenanza municipal para garantizar un ambiente armonioso para los peregrinos, que en esta época se agolpan a profesar su religiosidad y honrar a la Virgen de Caacupé.

“Es lo que mínimamente podemos pedir, yo pido respeto al culto, porque la gente también se prepara para venir a Caacupé a participar, por ejemplo, de una celebración eucarística. Durante el novenario se organizan peregrinaciones, hacen polladas, torneos, para poder pagar su colectivo. Y vienen y acá al llegar ya se les cobra estacionamiento”, aseveró.

Los propios peregrinos manifiestan su disconformidad y sus quejas sobre esta problemática, según el rector del santuario. “No es que nosotros prohibimos, pero yo quiero que se respete el espacio del culto, donde se celebra la misa. Nosotros nos preparamos con todo para eso, ponemos todo lo mejor para una buena celebración y de repente que eso sea perturbada por la invasión de vendedores, entonces no tiene sentido”, finalizó.

Leé también: Lluvias se instalan desde hoy hasta el domingo




Dejanos tu comentario