Un estremecedor relato dio un testigo que pasó un momento de terror junto a su amiga, con quien viajaba detrás del camión blindado que fue asaltado en Itapúa. Afirmó que fueron 20 minutos de balacera, intervalo en que escuchó como cien potentes disparos, asegurando que vio que los criminales usaban pasamontañas y guantes.

“Estaba camino a Encarnación, a un viaje comercial para hacer compras con una amiga y viajabamos detrás del blindado. En un momento se baja uno de los encapuchados y nos encañona para encostarnos hacia la izquierda. Los otros vehículos que venían detrás nuestro, a la derecha”, relató a la 1080 AM.

El joven manifestó que a los vehículos que venían desde Encarnación rumbo a Asunción les atajó un camión sojero, que paró la marcha ante lo que estaba ocurriendo. En pocos minutos, se detuvo el tránsito, en medio de disparos al aire, para que todos obedezcan la orden de los delincuentes.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

“Con el arma nos dice: encostate y ahí yo me tiré por la banquina del lado izquierdo y nos quedamos ahí, prácticamente a 70 metros del blindado. Vi que directamente por el parabrisas empezaron a efectuar disparos y eran fuertes. Nunca escuché ese tipo de disparos, era una locura”, aseveró.

Podés leer: Incautan 13.000 dosis de éxtasis provenientes de Suiza

Un tajamar sirvió de escondite

Detalló que los disparos provenían de “calibres gruesos y fuertes y muy seguidos, sin dejar de disparar”, al tiempo de indicar que particularmente logró divisar a unas ocho personas. El momento de la detonación del explosivo fue lo más terrorífico, aseguró.

“Cuando efectuaron los disparos, le digo a mi compañera para tirarnos al suelo, hacia la izquierda. Nos tiramos hacia un tajamar y ahí nos escondimos y refugiamos”, sostuvo y agregó que se sumergieron hasta el cuello, entre el agua y el barro, en su afán de sobrevivir ante la balacera.

“En eso viene uno de los encapuchados y nos pide la llave de la camioneta. Le ve a mi acompañante y le apunta con el arma y le dice: dame la llave porque te voy a matar. Ella responde: yo no tengo la llave. Entonces, yo me levanto y me entrego. Le digo: yo tengo la llave”, indicó.

El sujeto le apunta con el arma y le amenaza con matarlo si no la entregaba. “Sin mirar al rostro y con la cabeza hacia abajo, le digo: no nos hagan nada por favor. Le tiro la llave, la agarra y va hacia el vehículo.Me di cuenta que buscó si tenía cámaras filmando hacia afuera, pero mi vehículo no tiene”, puntualizó.

Te puede interesar: Utilizaron dinamita en gel para explosionar el camión de caudales

Se despidió de su familia

El testigo aclaró que los asaltantes no llevaron su camioneta porque coincidentemente en ese momento ya comenzó la explosión del camión blindado. “Ahí salieron los de Prosegur, se entregaron y hubo disparos. Murió uno del clan de ellos y también resultó herido y terminó muerto uno de Prosegur”, remarcó.

En este punto, el testigo relató la escena que presenció y calificó como “ladrones buenos” a los atacantes, ya que pudo sobrevivir y contar la historia, aunque pensando que ya no iba a salvarse incluso llamó a sus familiares para despedirse.

“Nos dijeron, vayan lejos de acá porque voy a hacer explotar la camioneta. Por eso digo ladrones buenos, porque sinceramente en las películas se ven esos ladrones que por rabia te disparan y no les calienta nada”, dijo.

Según la descripción del sobreviviente de la explosión, fueron 20 minutos de terror durante los cuales se dio un centenar de disparos, aunque el atraco en sí duró aproximadamente 40 minutos. “Ponele que 20 minutos aproximadamente duró la balacera y fueron como cien balazos, no era tampoco tipo ametralladora, eran disparos secos, de a uno”, precisó.

Agregó que hubo al menos cien disparos en 20 minutos aproximadamente. “De todos los lados intentaron ingresar y como no tuvieron forma y ya estaban en el baile, explotaron la parte trasera y también el vehículo en el que alguien de ellos venía”, concluyó.

Leé también: Utilizaron dinamita en gel para explosionar el camión de caudales





Dejanos tu comentario