En la noche de este domingo, un joven debió de ser auxiliado por los Bomberos Voluntario de la ciudad de Ñemby. Los intervinientes recibieron la llamada de la Policía Nacional sobre un hombre que había quedado atrapado del brazo por las púas del portón de una vivienda.

El domicilio pertenece a la madre de este hombre, que se encontraba en completo estado etílico y que presentaba rastros de que llevaba horas tomando. Al verse atrapado e intentar zafar una y otra vez, agravó el estado de la herida. Mediante los vecinos, que lo descubrieron y llamaron a la Policía, pudo ser rescatado y recibir los primeros auxilios. En principio, le colocaron una silla para liberar el peso de la lesión.

“Nos comentaba la dueña del domicilio, madre de este joven, que su hijo es alcohólico y que normalmente ingresa para apropiarse de cosas de valor y seguir tomando. El brazo quedó atorado por un mecanismo de púas, con una pinza hidráulica logramos desactivarlo y sacarlo, pero no quería ayuda médica”, mencionó Gabriel Alonso el bombero interviniente a canal Trece.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Podés leer: Aumenta la temperatura

El joven se retiró del lugar con una venda, reusándose a ser atendido y fue hasta un local donde aparentemente ya se encontraba bebiendo con anterioridad. Los efectivos policiales fueron hasta el sitio y de ahí lo condujeron hasta el Hospital de Emergencias Médicas, porque la herida con la que contaba era bastante importante y podría sufrir una hemorragia.

La madre aclaró que su hijo ya no vive en esa vivienda y que desconoce donde reside actualmente, ya que en las últimas semanas no habría tenido contacto. Tuvieron una pelea tras el robo de algunos objetos de valor de la vivienda y la mujer dejó una constancia policial de lo ocurrido.

El hombre se reusó a ser trasladado por los bomberos, finalmente la policía debió llevarlo al hospital. Foto: Gentileza.

Lea también: El MEC tiene recursos para almuerzo escolar hasta el 11 de setiembre

Dejanos tu comentario