Desde la Dirección de la Terminal de Ómnibus de Asunción (TOA) confirmaron que, hasta la medianoche de ayer miércoles 7 de diciembre, más de 15.000 peregrinos emprendieron viaje hacia Yparacaí, desde donde comenzaron su caminata para llegar junto a la Virgen de Caacupé. Apuntaron que se reportaron inconvenientes para el retorno de los buses.

Al menos hasta las 21:00 se reportó una importante cantidad de personas que llegaban para poder acercarse hasta Ypacaraí, pero pasada esa hora hubo un descenso importante de personas. “Entre las 18:00 y 21:00 ocurrió un inconveniente con el retorno de los buses por los desvíos aplicados”, detalló Sara Giménez, directora de la TOA.

Confirmó que los desvíos se realizaron antes de tiempo en la zona de Pirayú y en vez de hacer una U para volver y poder llevar más pasajeros, se perdieron como una o dos horas para hacer los desvíos correspondientes. Por lo que se registró una aglomeración importante de personas dentro de la Terminal de Asunción.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Lea también: En Caacupé invitan a recuperar a la familia, que es atacada por el poder político e ideológico

Cabe destacar que afortunadamente esto no representa inconvenientes para los pasajeros que con mucha fe y alegría abordaban los buses pese a la larga espera por la que pasaron. En su mayoría eran grupos de amigos o familias completas las que subían a los buses para poder llegar hasta la basílica y agradecer a la Virgen de Caacupé.

Según manifestaciones de los choferes, los buses solo podían llegar hasta Ypacaraí debido a la gran cantidad de personas que ya comenzaban su peregrinación desde esa zona. Lo que indica que el 90% de los peregrinos bajan para caminar desde ese lugar y el resto representa a adultos mayores como personas con niños que intentan llegar hasta la basílica para la serenata.

Lea también: Caacupé, un camino marcado por el calor, la perseverancia, el cansancio y la fe

Dejanos tu comentario