La niña de 7 años Anita Blaires Capdevila finalmente recibió el alta del Hospital Pediátrico Niños de Acosta Ñu y ya está camino a casa con su nuevo corazón luego de recibir un trasplante. La niña esperó 80 días conectada a un corazón artificial.

El doctor Marcos Melgarejo manifestó su alegría y la de todo el personal médico que se convirtió en la familia de la pequeña, sobre quien aseguró que llevará una vida absolutamente normal al tomar la medicación y cuidados correspondientes, por lo que irá a la escuela o compartirá juegos como cualquier niña de su edad.

“Hoy ver a Anita volver a casa es una satisfacción muy difícil de describir con palabras. Como cualquier niña trasplantada, necesita hacer sus controles de imágenes, laboratorios, control de prevención de infecciones para tener una vida normal”, expresó el doctor Melgarejo, esta mañana.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Lea también: La pequeña Anita recibe este jueves el alta médica

Anita ya está camino a casa con su nuevo corazón luego de recibir un trasplante de corazón. Foto: Gentileza.

El donante fue una persona que vivía en el mismo barrio que Anita, en Zeballos Cué de Asunción, y que además era un conocido de la familia. Este dato fue corroborado por el padre de la menor, quien expresó su agradecimiento por el gesto y de apostar en un momento difícil por dar una oportunidad a su hija.

Leer más: Censistas llegarán a las casas a partir de las 7:00 y contarán con credencial

“Sabemos la enorme dificultad de recibir donantes, toda la tecnología e infraestructura hospitalaria de nada serviría si la cultura de donación no está presente. Nosotros tenemos una lista de pacientes para trasplante de corazón. Es indicado para pacientes que no tienen condición de esperar”, manifestó Melgarejo en conferencia de prensa.

Por su parte, el doctor Diego Gamarra explicó que la menor deberá mantener cuidados en el proceso del postoperatorio, así también deberá volver al hospital para los controles con los cardiólogos y clínicos que verificarán la evolución total de la niña.

La espera de la familia de esta pequeña fue larga ya que tras casi tres meses finalmente recibió un nuevo corazón, el pasado 20 de octubre, cuando en horas de la noche ingresó a quirófano, se realizó una compleja cirugía cardiaca, superó las primeras 72 horas críticas y presentó una evolución favorable hasta la fecha.

La niña llegó al hospital el 20 de julio debido a un empeoramiento progresivo del cuadro irreversible y se decide conectarla a un corazón artificial mientras aguardaba el trasplante. Los médicos la dieron de alta el 3 de noviembre y ella, antes de salir del hospital, mostró una remera con el mensaje de “Un corazón para Milan” continuando la campaña de donación de órganos para un niño de 4 años que ya se encuentra en la lista de espera del Instituto Nacional de Ablación y trasplante.

Recuerdan que el primer trasplante cardiaco que se realizó en el Hospital pediátrico Niños de Acosta Ñu, fue el 21 de septiembre del año 2021. Hasta la fecha llevan 19 trasplantes realizados, de los cuales siete niños requirieron conectarse a un corazón artificial, hasta recibir la donación de un nuevo corazón.

Dejanos tu comentario