Según la tradición guaraní, octubre es una temporada en que escasean los alimentos, por lo que al comenzar este mes se come el suculento yopará, un alimento potente que es una mezcla de poroto, locro, muchas verduras o karaku (huesos de vaca). Su preparación es un legado que cada familia tiene su propia receta, su forma de hacer y hasta la actualidad esta costumbre persiste de generación en generación.

Se prepara el famoso yopará (expresión guaraní que se traduce mezcla) para espantar al “Karai octubre”, un duende de la mitología guaraní que llega hasta los hogares paraguayos a verificar si hay abundancia o comida en la mesa y si las familias trabajaron durante todo el año y cosecharon los frutos de ese trabajo para guardarlos y compartir en los tiempos difíciles, como lo es esta época del año en el campo, donde empiezan a escasear las verduras, la mandioca y los granos.

El “Karai octubre” debe encontrar una mesa llena de comida, por eso los guaraníes hacían el yopará, un alimento pesado que con un plato deja muy satisfechos a los que saborearon este manjar tradicional. El duende guaraní debe ver que las familias convidan a sus vecinos o a los menos favorecidos por la cosecha del año; caso contrario, los castiga con miseria hasta fin de año y a los que convidaron los premia con abundancia.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Lea más: Open Bus, un balcón abierto para intimar con Asunción

El yopará es un guiso o puchero de verduras, aunque en la receta también se incluye carne. Foto: Christian Meza.

Además de Paraguay, este tradicional puchero con locro, poroto, arroz y verduras se prepara en el litoral argentino, que abarca las provincias de Misiones, Corrientes, Chaco y Formosa. “Un buen jopará no lleva carne, muchos hacen carne, pero la historia del karai octubre es solo legumbres”, comentó el posadeño Carlos “Chori” Núñez en una nota publicada este sábado por el medio argentino Misiones Cuatro.

Hasta la actualidad, en los hogares paraguayos se sigue preparando el famoso yopará cada primer día de octubre para espantar la miseria, la mala onda, las enfermedades y atraer abundancia en las mesas y que no falte el pan de cada día durante todo el resto del año. Por eso, desde la noche anterior, seguramente las abuelas y mamás ya habrán puesto en remojo locro y poroto para que hoy en la mesa no falte el yopará y que “Karai octubre” sorprenda a las familias con abundancia.

Lea más: El Retrovisor promete hoy la mejor fiesta en Caaguazú

Dejanos tu comentario