Esta semana, los cuatro distritos de Boquerón se declararon en emergencia ante la sequía que azota al Chaco paraguayo. A ellos se suman los distritos de Teniente Irala Fernández y Campo Aceval de Presidente Hayes; ahora aguardan que la Cámara de Diputados apruebe la declaración de emergencia en todo el Chaco.

El gobernador de Boquerón, Darío Medina, explicó que a la fecha los cuatro distritos: Filadelfia, Loma Plata, Mariscal Estigarribia y Boquerón, se declararon en emergencia por la sequía y necesitan de la ayuda del Gobierno Central. “El lunes la junta declaró emergencia departamental en Boquerón”, detalló en entrevista con La Nación – Nación Media.

Afirmó que están muy expectantes ante el pedido del diputado por Boquerón, Edwin Reimer, quien solicitó a la Cámara Baja la declaración de emergencia en todo el Chaco ante la crítica situación por la que están pasando cientos de familias. “El pedido es que por ley se declare emergencia por sequía no solo en Boquerón, si no que en todo el Chacho, para que las autoridades del Gobierno Central pongan los recursos para ayudar”, relató.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Te puede interesar: Asalto a farmacia: policía sorprendió a delincuente cuando se disponía a huir tras un asalto

Se agota los reservorios

Según lo manifestado por Medina, la situación es sumamente crítica en la zona ya que a medida que pasan los días se van secando los reservorios de agua dulce y cada vez deben ir más lejos para acarrear agua apta para el consumo de las personas. “Se están agotando las reservas de aguas, especialmente los tajamares y pozos de agua dulce que empiezan a salinizar y se vuelve más crítica la situación”, confirmó.

Comentó que hoy estuvieron recorriendo las comunidades para saber cuáles son las necesidades por la que están pasando los pobladores de esa zona y todos refirieron que cada vez están más lejos las reservas de donde deben buscar el líquido vital. A todo esto se suma la falta de trabajo teniendo en cuenta que la mayoría trabajan en las estancias, pero ante la sequía no están contratando personal.

“En la gobernación tenemos seis camiones que van y vienen acarreando agua, pero cada vez están más lejos los lugares de abastecimiento de agua dulce y en algunos lugares estamos dependiendo de la voluntad de los ganaderos que donan de sus tajamares para no dejar sin agua a las familias necesitadas”, manifestó el gobernador.

Darío Medina, gober­nador del departa­mento de Boquerón (Chaco). Foto: Archivo.

Lea más: Nahiara regresa a su casa con un nuevo corazón en su pecho

Ya funciona el acueducto

Por otra parte, resaltó que desde la fecha nuevamente se encuentra funcionando el acueducto administrado por la Essap en Loma Plata, lo que está ayudando a paliar esta terrible situación a la que se enfrentan las familias. “Después de casi dos meses que estuvo sin poder abastecer de agua, desde hoy llega otra vez hasta Loma Plata”, señaló.

Agregó que a parte de la emergencia de agua, las familias están necesitando alimentos para poder subsistir, ya que muchas quedaron desempleadas ante la sequía y no tienen cómo comprar los víveres. “Tenemos la necesidad de alimentos, porque en todas las comunidades que recorrimos notamos la escasez de alimentos”, lamentó.

El 60% son comunidades indígenas

Cabe destacar que Boquerón es uno de los departamentos que concentran la mayor cantidad de personas de los pueblos originarios. “El 60% de los 85 mil pobladores son de las comunidades indígenas. Son siete etnias que pueblan nuestros departamentos y necesitan de alimentos y agua en estos momentos”, manifestó.

Relató que este es el tercer año de sequía por la que pasan en el Chaco y esperan que las lluvias se adelanten pese a que octubre es el mes en el que se registran importantes lluvias. “En los últimos tres años solo llovió un tercio de lo que debería caer en las épocas de lluvias. Se necesitan kits de alimentos para distribuir y lamentablemente en las gobernaciones del Chaco nos han recortado bastante nuestros presupuestos”, mencionó.

Lea también: Este domingo realizan comilona a beneficio de Igna, un niño con leucemia

Necesidades urgentes

Medina advirtió que las necesidades son urgentes, pero la prioridad para la población es el agua como alimento y también ayudar a los agricultores y ganaderos que dentro de poco se van a quedar sin abastecimiento. “Todos tienen problema de agua y lamentablemente desde este mes no estamos entregando los kits de almuerzo y cena a los alumnos de instituciones educativas, lo que empeora la situación”, apuntó.

Por último, añadió que el agua que distribuye la gobernación y las municipalidades no tienen costos, pero que también están las aguaterías privadas y la Essap que sí tienen costos para los que tienen recursos para comprar. “La Essap cobra por cargar los camiones cisternas y cobra por el flete también, pero nosotros no. Las aguaterías privadas cobran por 10 mil litros de agua aproximadamente 400.000 guaraníes”, refirió.

De momento, los pobladores del Chaco paraguayo aguardan que la Cámara de Diputados apruebe la ley que declara en emergencia por sequía a la zona y que el Gobierno pueda meter mano para ayudar a las familias. De hecho, la Secretaría de Emergencia Nacional ya cuenta con cuadrillas que están distribuyendo agua en camiones, pero también necesitan de alimentos.

Dejanos tu comentario