La escuela Semilla, del departamento Central, fue visitada en las primeras horas de hoy por delincuentes que se llevaron de todo un poco, hasta los ventiladores de la institución. La directora denunció que ingresaron en la madrugada de este miércoles y que vaciaron la cocina-comedor que utilizan los estudiantes. Lastimosamente en estos días no servirán el almuerzo a los chicos.

Según Sara Amarilla, directora de la escuela Semilla, la noticia sobre el terrible hecho lo recibió en la madrugada de hoy miércoles y que cuando llegaron las cocineras se pudieron percatar de todo lo que faltaba. “Es una lástima que ocurran estas cosas en instituciones educativas”, lamentó en entrevista con Unicanal.

Afirmó que estas personas inescrupulosas están roban a los niños y que ellos se sienten muy tristes con lo ocurrido. “Se llevaron las cosas de los niños. Cubiertos, ollas, aceite, sal, leche y un montón de cosas que teníamos en la cocina, con decirles que se llevaron hasta el ventilador de techo”, apuntó.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Lea también: Hospital de Loma Pytã brinda servicio nocturno en consultorio integral para población masculina

La directora resaltó que todo lo que se llevaron eran cosas nuevas porque la institución forma parte del programa Fe y Alegría. “Fuimos beneficiados con la remodelación de la cocina y comedor por nuestra modalidad de jornada extendida. Nos da mucha tristeza e indignación que ocurra este tipo de hecho”, señaló.

Aseguró que detrás de la institución hay mucho sacrificio y desgaste físico como emocional por parte de los profesionales como familiares de los alumnos. “Este es un comedor de autogestión, acá no hay ayuda del municipio o la gobernación para el comedor y tampoco tenemos la ayuda del gobierno central para nuestro comedor, entonces es a puro pulmón con gente de buen corazón que nos ayuda”, remarcó.

Por último, indicó que estaban muy contentos con todo lo que lograron y que esta situación desanima bastante a la comunidad educativa. “Ya recuperamos algunas cositas con todas las gestiones que hicimos y recorrimos todo el barrio prácticamente. Pudimos recuperar nuestra garrafa de 13 kilos y dos conservadoras, y seguimos en la búsqueda de los otros objetos. Hoy no servimos el almuerzo”, lamentó.

Le puede interesar: Unas 30 familias de pacientes con AME presentaron amparo judicial para acceder a medicamento

Dejanos tu comentario