El informe policial emitido la noche de ayer domingo reportó dos fallecidos y cuatro heridos durante el ataque con arma de fuego, que ocurrió aproximadamente a las 21:50 en el interior del anfiteatro José Asunción Flores de la ciudad de San Bernardino mientras se realizaba el festival Ja’umina.

Las víctimas fatales fueron identificadas como:

- Marcos Ignacio Rojas Mora, paraguayo, soltero, 29 años de edad. Recibió ocho impactos de bala y murió al instante en el lugar. Era de San Lorenzo, pero residía en Pedro Juan Caballero.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

- Cristina Isabel Aranda Torres, paraguaya, casada, 29 años de edad. La modelo e influencer conocida como Vita, esposa del jugador del Olimpia Iván “Tito” Torres, falleció en el Hospital Nacional de Itauguá a las 23:10. Recibió un impacto de bala en la cabeza.

Cuatro heridos

Sobre las personas heridas, todas fueron auxiliadas por paramédicos privados y están identificadas como:

- José Ruiz, de 38 años, tiene una herida por arma de fuego en la región del hombro de lado derecho y región sacra, hemodinámicamente estable y está en el Hospital de Trauma.

- Xoana Danila Barrientos, de 29 años, herida por arma de fuego en miembro inferior izquierdo, hemodinámicamente estable, en el Sanatorio Británico. Esposa del jugador de Olimpia Víctor “Tucu” Salazar.

- Sadi Bonzi, de 23 años, herida por arma de fuego en miembro inferior derecho e izquierdo, hemodinámicamente estable. Según la Policía Nacional, posiblemente sería cuñada del fallecido Rojas Mora.

- Marcelo Monteggia Díaz, de 40 años, herido por arma de fuego en la región cervical izquierda, también internado en el Sanatorio Migone. Este sujeto cuenta con antecedentes penales por violencia familiar en el 2017, pero sin orden de captura.

Durante el procedimiento en el anfiteatro se recogieron teléfonos celulares, balas, vainas de calibre 9x19mm, documentos varios. En la vía pública fue hallado el vehículo de la víctima fatal, Marcos Ignacio Rojas Mora, que por disposición fiscal queda en resguardo de la unidad policial de la zona para ser inspeccionado.

El “quinto” herido

Esta mañana trascendió el ingreso de un quinto herido como consecuencia del tiroteo, que no estaba incluido en el informe policial. Se trata de José Luis Bogado Quevedo, de 38 años, quien habría sido llevado anoche hasta el Sanatorio Migone, de Asunción, acompañado por una mujer y con una cédula brasileña, con 3 impactos de bala.

Según los datos conocidos, fue internado en unidad de terapia intensiva de manera preventiva, y habría sido sometido a una cirugía, aunque estaría fuera de peligro. Los impactos de bala se señalan en la zona lumbar lado derecho (refilón), tobillo lado derecho (refilón) y en la zona cervical (cuello). Tiene un orificio de entrada y no de salida, pero no reviste gravedad.

Lea más: Piden no relajarse con los protocolos porque el COVID-19 sigue llevando vidas

Oriundo de Asunción, pero radicado en Pedro Juan Caballero, Bogado Quevedo, alias Kuré, cuenta con nacionalidades paraguaya y brasileña con pedido de Interpol y orden de extradición de Brasil por el delito de organización delictiva, donde se reportan 34 procesos abiertos relacionados con el narcotráfico.

Según la última información, la pareja de Bogado Quevedo es hermana de la esposa del presunto narco Jorge Teófilo Samudio, alias Samura, con lo que serían concuñados. Además, está vinculado con la carga de 252 kilos de cocaína que desaparecieron de la jefatura de Amambay en el 2015.

“La hipótesis más fuerte es que el objetivo era el señor Bogado Quevedo y la señora Aranda sería una víctima colateral”, expresó la fiscala Alicia Sapriza. A partir de esta situación, las policía reforzó la seguridad dentro y fuera del sanatorio, y sería extraditado al Brasil.

Lea más: Hace 77 años, los últimos días antes de la liberación en el campo de concentración de Auschwitz

Disparos en los sanitarios

El relato sobre la sucesión de los hechos que se maneja hasta el momento indica que Iván Torres y Vita Aranda se encontraban en el sector de camarotes VIP con la pareja Víctor Salazar y Xoana Barrientos; cuando fueron a la zona de sanitarios, donde un solitario sicario hizo los disparos y posteriormente escapó hacia un yuyal en las adyacencias del anfiteatro, tras saltar la muralla. La hipótesis policial refiere que Aranda y Barrientos fueron víctimas colaterales del ataque.

Dejanos tu comentario