Las reliquias de Chiquitunga, la primera beata paraguaya, ya partieron de la Casa General de la Orden Carmelitas Descalzos (OCD) de Roma, Italia, rumbo a Paraguay y llegarían luego de tres años este martes 21 de setiembre a las 5:15 aproximadamente, según comunicó la Arquidiócesis de Asunción con alegría y devoción a toda la feligresía católica.

En el marco de un acto de solemnidad, los Carmelitas Descalzos de Roma despidieron a Chiquitunga y sus reliquias que fueron trasladadas a Roma en marzo del 2018 para un proceso de conservación y cambio de urnas más resistentes y apropiadas para el efecto.

[ROMA] Chiquitunga vuelve a casa Hace instantes partió de la Casa General de los Carmelitas Descalzos las urnas de...

Posted by Arzobispado de Asunción on Friday, September 17, 2021

En este sentido, acompañaron el acto el Dr. Roberto Melgarejo, embajador de Paraguay en la República de Italia; el Dr. Alfredo Ratti, embajador de Paraguay ante la Santa Sede; el padre general Miguel Márquez, de la Orden Los Carmelitas Descalzos, y el padre Marco Chiesa, también de la congregación y postulador de la causa de Chiquitunga.

“Con alegría estamos comunicando a los devotos y fieles el regreso de la Chiquitunga que se va dar en días nada más, ya salieron de Roma”, anunció el padre Víctor Giménez, vicario general de la Arquidiócesis de la Santísima Asunción, en comunicación con La Nación.

Cuidadosamente forrados y con la inscripción de "frágil" para ser cuidado durante todo su traslado, ya partieron de Roma rumbo a Paraguay las reliquias de Chiquitunga. Foto: Gentileza.

El 26 de marzo del 2018 las reliquias fueron enviadas a Italia para el proceso de conservación en Roma y debido a su beatificación -en junio del 2018- fue necesario también cambiar la urna. Debido a la pandemia del COVID-19, que fue declarado ya en marzo del 2020, el traslado de estas urnas al país se tardaron un tanto más.

“En el año 2018, el Procurador General de los Carmelitas Descalzos sugirió la necesidad de llevar las reliquias de la beata María Felicia a Italia para un tratamiento de conservación y aprovechar la ocasión para cambiar la urna con una nueva que tuviera las condiciones requeridas y aconsejadas por los profesionales encargados de dicho tratamiento”, explicó el padre Giménez.

Según el vicario general para la ceremonia de beatificación de María Felicia de Jesús Sacramentado, popularmente conocida como Chiquitunga o la monjita carmelita milagrosa, las reliquias ya no se encontraban en el país y que lo que se encontraba presente también en una urna, es el cerebro incorrupto de la beata paraguaya que hasta hoy se encuentra en el convento de las Carmelitas de Asunción.

Lea más: Con animación, música y misa se aguardará la llegada de las reliquias de Chiquitunga

“En las urnas se encuentran los restos óseos de Chiquitunga. Se elaboraron dos urnas que contienen las reliquias de la beata, una de ellas va quedar en el oratorio de las Carmelitas de Asunción, para la veneración de los fieles y hay otra urna más pequeña que será la reliquia peregrina y en un momento oportuno estará recorriendo el territorio paraguayo, tratando de cumplir el sueño de Chiquitunga de llegar a los rincones más apartados del Paraguay”, indicó Giménez.

Las urnas fueron diseñadas por las propias integrantes de la congregación de Asunción con la ayuda de la arquitecta María José Chamorro. Las mismas están inspiradas en los claustros del monasterio, cuenta con arcos que contienen escenas de la vida de la beata adornadas con sus característicos jazmines.

Nota relacionada: Carmelitas Descalzas anuncian el retorno de las reliquias de Chiquitunga en dos urnas


Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar