Preocupa a las autoridades sanitarias el decreto presidencial N° 5.940 que extiende lo establecido en el decreto N° 5.885/2021, que habilita la circulación de 5:00 a 2:00 de la madrugada y permite el desarrollo de varias actividades sociales, en el marco del levantamiento gradual de las restricciones por la pandemia del COVID-19.

Esto debido a que el decreto de “nuevas libertades” podría desencadenar una tercera ola de contagios del COVID-19 a fin de año, por el descontrol en las calles y la falta de cuidados sanitarios como el uso de tapabocas, el distanciamiento físico y las aglomeraciones que se producen en cada actividad social y lugares de recreación.

Lea más: Hallan cuerpo sin vida de una mujer a orillas del río en Limpio con rastros visibles de violencia

“La variante delta ya está en el país, es una variante que tiene circulación comunitaria y es mucho más contagiosa que la variante de Manaos. Hay que entender que nosotros, por más que hayamos avanzado muchísimo en el Plan Nacional de Vacunación, no es lo esperado, es por eso que este decreto debe, por sobre todas las cosas, abrirnos más los ojos a nosotros y a los entes de control”, indicó el Dr. Roque Silva, director de la XI Región Sanitaria en un programa televisivo de cable.

Silva instó a las municipalidades, a la Policía Nacional y a la Fiscalía a seguir controlando el cumplimiento de las restricciones, que si bien ya son muy pocas debido a que el último decreto presidencial es bastante permisivo –a su parecer– de igual forma hay violaciones de la normativa, sobre todo en los acontecimientos sociales y lugares de esparcimiento.

Lea también: OTEP-A exige el aumento salarial del 16% al Gobierno para no ir a huelga

“Hay violaciones en este decreto que ya de por sí libera muchas actividades, va a hacer que esta ‘luna de miel’ que hoy tenemos con el COVID-19 pueda romperse y pueda reflotar y salir de esta situación en la que hoy estamos en una tendencia de baja”, insistió el Dr. Silva.

Agregó que, si bien el Ministerio de Salud ha avanzado bastante en el Plan Nacional de Vacunación contra el COVID-19, a la fecha, solo se tienen inmunizadas a unas 2.300.000 personas, que representan solo el 50% de la población objetivo para la inmunización de rebaño, que se necesita para controlar la pandemia. “Es fundamental seguir con los protocolos, estamos en el 50% de la población objetivo. La gente debe seguir vacunándose, completar en este tiempo las dos dosis”, insistió.

Puede leer: Anuncian paro docente y aseguran que no aceptarán aumento salarial menor al 16%

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar