El Ministerio Público designó a los fiscales José Arce y Diego Arzamedia para investigar la denuncia por tráfico de influencias presentada ayer por el titular de Aduanas, Julio Fernández, en contra del senador colorado Martín Arévalo.

El funcionario de Estado acusó al legislador de abogar por un cargamento ilegal incautado en la ciudad de Encarnación, perteneciente a un empresario extranjero de nombre Ahmed Khalil Chams y por solicitarle en reiteradas ocasiones ubicar a funcionarios en puestos claves dentro de la institución.

“De la información inicial proporcionada se puede tener indicios de tráfico de influencias, eso como información inicial. Esto tiene un marco penal de hasta 3 años. Lógicamente nosotros estamos preparados y tenemos la herramienta y respaldo suficiente del Ministerio Público, todas las personas tienen el mismo trato”, afirmó el fiscal Arzamendia.

Fernández argumentó que durante el sumario del cargamento, el dueño nunca se presentó, pero luego apareció el parlamentario intermediando sobre los productos para que puedan ser liberados pese a no tener las documentaciones requeridas.

El titular de Aduanas comentó que la carga venía por tierra desde Uruguay con artículos por valor de US$ 3 millones, pero en Paraguay estaba en espera un camión con las mismas características del contenedor y la Dirección Nacional de Aduanas declaró los productos como contrabando.

“El uso de influencia tiende a significar que una persona utiliza una posición privilegiada a fin de tener un propósito que le puede beneficiar a él o a otra persona”, sostuvo el agente.

Lea también: Hoy se registraron los dos primeros aspirantes a la Corte Suprema de Justicia

Versión del senador Arévalo

Por su parte, el parlamentario mencionó que la denuncia formulada por Fernández surge con el fin de no esclarecer la denuncia que realizó en el Senado respecto al conflicto.

“Evidentemente quiere intimidarme para que no pueda aclarar una denuncia que yo hice la semana pasada. Esta clase de sabandijas no me harán correr así nomás, el abogado Horacio Galenao Perrone y otro abogado del estudio Paciello, con su cliente el empresario Armando Chan me visitaron hace 15 o 20 días y me dijeron que hubo una situación de decomiso de una mercadería ilegal en Encarnación. Yo les escuché y ellos reconocieron que ingresó de manera ilegal, pero mencionaron que se les robó la mercadería del depósito de la Aduanas”, comentó Arévalo.

“Acá él quiere camuflar que actuó bien y que protegió al Estado”

El legislador añadió que el empresario y sus abogados afirmaron que la mercadería ingresada de contrabando tiene un valor de US$ 3 millones, pero que finalmente fue rematada por Fernández a un costo de US$ 60.000.

“Me comentaron también que la mercadería fue vendida a una persona que les terminó por ofrecer de vuelta. Me dicen que la mercadería costó US$ 3 millones y que él (director de Aduanas) remató por 60.000; entonces, acá él quiere camuflar que actuó bien y que protegió al Estado pero está mintiendo, ya que no se puede una mercadería confiscada, que ya es del Estado, rematar en forma directa a un fulano que va y ofrece de nuevo al dueño”, aseveró.

El colorado agregó que incluso recibió una respuesta por parte de Aduanas, en donde señalaron que parte de la mercadería fue robada por un grupo comando que ingresó al depósito de la institución.

“Yo presenté la denuncia porque creo que el Estado perdió acá, ya que él mismo dice que entró un grupo comando en el depósito y robó. Cuando me llegó la denuncia, yo le llamé y le pregunté. También le llamé a otros funcionarios para poder esclarecer y verificar si ellos tienen la razón o me mintieron. La gente de la asesoría jurídica vino y reconoció que se robó”, mencionó.

Te puede interesar: Cartes y Abdo sellarán mañana la unidad colorada en Ybycuí

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar