Si bien actualmente hay un descenso de casos de COVID-19, existe un incremento de cuadros polivalentes en terapia intensiva, con un aumento del 85%, donde los accidentes de tránsito y las enfermedades cardiovasculares son las principales causas de internación.

Al respecto, el Dr. Ángel Núñez, director de Terapias y Servicios de Urgencias Hospitalarias del Ministerio de Salud, brindó detalles acerca de la ocupación de camas en cuidados intensivos y destacó que durante el momento más crítico de la pandemia disminuyeron los pacientes polivalentes; sin embargo, ahora se está viendo un aumento en el número de accidentados, que van ocupando más camas en la unidad de terapia intensiva (UTI).

Dijo que actualmente el 85% de los pacientes polivalentes ocupa las camas en UTI. “Los accidentes de tránsito y cardiovasculares son las patologías que más ocupaban las camas de UTI antes de la pandemia, volvemos a eso”, indicó.

Leer más: COVID-19: de 2.288 muestras, confirman 71 nuevos positivos

Cantidad de camas

Así también, habló sobre el número de camas de terapia intensiva en el sector público y privado. Confirmó que actualmente se tienen 764 camas en el público, 400 en el sistema privado y que durante el pico de la pandemia se llegó a tener una ocupación del 100%, donde se tuvo hasta 206 pacientes en espera de una cama en UTI.

“Pasamos momentos difíciles. A finales de mayo y principios de junio llegamos a tener 206 pacientes que no estaban pudiendo ingresar a terapia intensiva”, recordó. En este sentido, Núñez comentó que hoy existen terapias intensivas con camas libres. “Nos da un alivio importante eso, nos permite hacer la reconversión de los servicios”, sostuvo.

Formación de terapistas

En cuanto al tiempo de formación de los terapistas, resaltó que cuesta mucho formar médicos terapistas. “La terapia intensiva toma por lo menos 5 a 6 años de formación para un médico luego de haber culminado la carrera”, señaló.

Leer también: Día A: el Registro Civil expedirá certificados de nacimiento para menores hasta el sábado

Finalmente, el profesional de salud afirmó que lo ideal es que exista un médico intensivista en cada unidad, un equipo de profesionales médicos y de enfermería que trabaje con el intensivista para la atención del paciente y remarcó que en una terapia intensiva lo más importante son los recursos humanos, puesto que los equipos se pueden adquirir; sin embargo, un profesional formado y entrenado lleva varios años.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar