Ante la vuelta a las clases presenciales de la mayoría de las instituciones educativas de gestión pública y privada, y ante el considerable descenso de contagios de COVID-19 en todo el país, el Ministerio de Salud Pública insta a los padres, docentes y estudiantes a continuar con los cuidados sanitarios para evitar el contagio del coronavirus en el entorno escolar.

Esto, atendiendo el levantamiento gradual de las medidas restrictivas contra el COVID-19 que permite un mayor movimiento y actividades sociales que podrían favorecer la propagación del virus y que esto llegue a las escuelas y colegios si no se cumplen con las medidas sanitarias.

Lea más: Tiempo caluroso y sin lluvias para este miércoles

En las escuelas y colegios, las medidas de seguridad obligatorias son: el uso de tapabocas lavables de triple capa o quirúrgico, es obligatorio llevar dos tapabocas para la jornada de cuatro horas. Además de la higiene de manos de 20 segundos con agua y jabón, uso de alcohol en gel o uso de alcohol al 70% antes del ingreso a la institución, antes y después del receso, antes y después de la manipulación de objetos comunes, y antes y después de ingerir alimentos o utilizar el baño.

También forman parte del protocolo sanitario la ventilación del aula, con las puertas y ventanas abiertas en todo momento, incluso con el uso del aire acondicionado o ventiladores. Así como también el distanciamiento físico mediante los grupos burbuja y cuadrillas, los pupitres deben estar a 1,5 metros de distancia con horarios escalonados de entrada, recreo y salida.

El lunes se dio el retorno de estudiantes a las instituciones educativas. Foto: Archivo.

Según Salud Pública, estas medidas deben ser replicadas en el hogar, en las actividades recreativas o de ocio y en el cotidiano vivir para proteger a los más pequeños del hogar, quienes actualmente están reincorporándose lentamente a sus actividades tras las medidas restrictivas del Gobierno Nacional para frenar la propagación del virus.

El uso de tapabocas, el lavado frecuente de manos, el distanciamiento físico y la ventilación de espacios cerrados son acciones que deben ser practicadas diariamente, a pesar de tener un panorama epidemiológico favorable, teniendo en cuenta que es una de las principales herramientas para evitar una nueva ola de casos de COVID-19.

Lea también: Paraguay podría registrar el primer caso de sarampión luego de más de 20 años

El cuidado de los niños depende de los hábitos que los adultos puedan fomentar en ellos, por eso, más que necesario, es fundamental enseñarles todas las medidas sanitarias y orientarles para desarrollar sus actividades con todos los cuidados precisos para llevar una vida relativamente normal en modo COVID-19.

Dejanos tu comentario

23H

Alistan los preparativos para la festividad de Caacupé, ¿qué debe tener en cuenta los organizadores?

Click para votar