Vecinos organizados de la ciudad de Lambaré, entre los barrios Machió y Puerto Pabla, se manifestaron este domingo frente a una iglesia por la presunta permanente polución sonora que perturba la paz pública. Estruendosos altoparlantes de lunes a lunes atormentan a los vecinos que no logran descansar o realizar sus actividades hogareñas, siendo el domingo el día más molestoso, afirman.

Existen dos denuncias penales y cientos de denuncias policiales que pesan sobre la organización religiosa que se instaló en las inmediaciones en plena pandemia, según pudo constatar La Nación que realizó una cobertura en el lugar.

“Ejército de Avivamiento del Reino de Dios” se denomina la iglesia (aún en construcción) que se ubicó sobre la calle Emilio Castelar casi Paseo del Golf. La particularidad del culto de esta organización yace en la utilización de altos parlantes para sus actividades litúrgicas, lo que se convierte en una severa polución sonora para los vecinos del barrio.

Al aire libre, sin aislación acústica

La contaminación sonora se agrava en atención a que la iglesia se encuentra aún en construcción, por lo que no posee instalaciones cerradas con la aislación acústica necesaria para este tipo de actividades. A raíz de esto, realizan sus cultos al aire libre y con una masiva asistencia de seguidores.

La situación no solo se limita al ruido estruendoso, sino también la problemática se traslada a la calle que es de doble sentido, donde cientos de vehículos estacionados en doble fila entorpecen el tránsito vehicular y convierte a la zona en un verdadero caos.

Vecinos organizados en las comisiones Ko’etî y 14 de Julio, hartos por no poder descansar ni siquiera los fines de semana, formularon un sinfín de denuncias policiales en la Comisaría 16, nunca logrando la presencia policial para intentar detener la estrepitosa intervención del pastor de la iglesia.

Una gran cantidad de vehículos de las personas que asisten a la Iglesia entorpecen el tránsito vehicular. Foto: La Nación.

Podés leer: Desde el sábado sancionarán a vecinos denunciados por ruidos molestos

Denuncias duermen en la Fiscalía

Esto motivó a las comisiones a formular denuncias penales, existiendo en la actualidad dos causas abiertas por polución sonora ambiental, una en la Unidad de Delitos Ambientales del fiscal Jail Rachid y otra en la Unidad Zonal Lambaré, bajo responsabilidad de la fiscala Evelyn Giménez. Los vecinos señalaron que ninguna de las causas tiene avance.

Este escenario de desidia y falta de respuesta de las autoridades para con las denuncias obligó a las comisiones vecinales a realizar una manifestación pacífica frente a la iglesia en la tarde de este domingo. A raíz de esto, se apersonaron por primera vez uniformados de la citada comisaría policial y hasta agentes de la Policía Municipal de Tránsito (PMT) de Lambaré.

Podés leer: Denuncias por polución sonora se pueden realizar vía WhatsApp en Asunción

La situación tomó tal connotación que asistió el propio jefe de la comisaría, el comisario Alcides Cantero, quien explicó a los vecinos que no podían actuar ante la polución con anterioridad por no contar con un aparato de medición de decibeles.

Instó a formular una nueva denuncia y a hacer el seguimiento correspondiente, bajo la promesa de que el Departamento de Criminalística de la Policía realizará su intervención. Mientras tanto, la iglesia y sus cientos de asistentes, en una suerte de aglomeración de personas, continúan con sus estruendosos cultos, dejando en vilo a todas las familias de la zona.

Dejanos tu comentario

1D

Alistan los preparativos para la festividad de Caacupé, ¿qué debe tener en cuenta los organizadores?

Click para votar