Un estudio preliminar de origen canadiense –que aún no ha sido publicado– afirma que la variante delta del COVID-19 es 120% más infecciosa que las demás variantes, lo que hace que la persona susceptible infectada tenga más posibilidades de una complicación en su salud.

La investigación también refiere que hay más de 280% de probabilidad de que esta persona susceptible sea derivada a terapia intensiva y un 137% de morir, explicó la doctora Sonia Arza, médica infectóloga del Hospital de Clínicas y exdirectora del Programa Ampliado de Immunizaciones (PAI), en comunicación con el programa “TV al aire” emitido por el canal Trece.

Leé más: Pfizer y Astrazeneca están garantizadas para segunda dosis, asegura Salud

Organismos internacionales como la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Centro de Control Infeccioso (CDC, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos alertaron recientemente sobre la cuarta variante de preocupación, que es la variante delta, después de las variantes de Reino Unido, Sudáfrica y de Manaos, Brasil.

“Hace unos seis días, la OMS especificaba que, comparativamente entre una semana y otra, al 18 de julio había un incremento del 12% en comparación a regiones del mundo en donde está circulando la variante delta, sumaban 136 naciones y ese número se incrementaba en un 12% más y llamaba la atención por la tasa de mortandad que iba en incremento de vuelta a nivel mundial”, señaló Arza.

Podes leer: Este sábado, jornada de aplicación de segunda dosis anti-COVID

Alta contagiosidad

En este sentido, estos organismos internacionales alertaron al mundo de forma sigilosa la factibilidad de esta nueva variante que entra a competir rudo con la variante alfa, que es la que mayoritariamente está diseminada a nivel mundial.

La doctora Arza, al ser consultada sobre qué implica la variante delta y por qué Paraguay debe preocuparse y ocuparse de esta situación, respondió: “Implica que tiene una alta contagiosidad, es híper contagioso, tiene una modificación genética que ya se describió, es una doble mutación en el sitio de adherencia a las células. Es mucho más eficaz para adherirse al receptor de las células humanas, ingresar dentro de ellas, replicarse, eclosionar y continuar invadiendo células”, explicó.

Todo esto implica de que la persona que quede infectada por la variante delta tiene una carga viral superior y expele el virus y contagia masivamente, según dicen los expertos de la OMS por la alerta a nivel mundial. Esta variante fue descubierta en octubre del 2020, pero recién ahora se está incrementando el número de notificaciones y circulación del virus, señaló.

Leé también: Adultos mayores se quejan por aglomeración y desorden en Hospital de Trinidad

Notificaciones de casos leves

Según la doctora Arza, no se pueden comparar las notificaciones de casos de contagio con la variante delta en Paraguay con los países como Israel o Reino Unido, donde hay un 87% de cobertura de vacunación y donde incluso ya se está hablando de una tercera dosis. Afirma que el escenario en Paraguay y regiones sur de América es muy distintos porque solo hay semivacunados, es decir, con una sola dosis.

“Países como Israel o Reino Unido empiezan a notificar casos leves; es por sus altas coberturas de vacunación. Nuestra realidad es diferente, no puedo extrapolar la situación de un país que aceleradamente vacunó con dos dosis con una misma vacuna como Israel, ellos vacunaron con Pfizer y tienen 87% de cobertura en estos momentos y ya están pensando en la tercera dosis. Entonces, esa realidad, ni la de Reino Unido ni de ningún país de esta región sur de América podemos transpolarla a Paraguay porque tenemos semivacunados, eso implica que hay 1.800.000 personas vacunadas con una dosis y menos de 300.000 con vacunación completa, es ese universo que tenemos que mirar”, indicó Arza.

Al ser consultada sobre si son suficientes 1.800.000 personas vacunadas con dos dosis para pelear contra la variante delta respondió: “No, nosotros necesitamos vacunar a 5.000.000 de habitantes para crear esa barricada del 70% de vacunados que implica la inmunización colectiva. Lo otro es que con una dosis de Pfizer y con una dosis de AstraZeneca la eficacia es menos al 40%, y ese 40% implica nada comparado a un gigante, es como un Quijote que va pelear contra molinos de viento, por eso una dosis no nos va a servir, se necesita completar el esquema”, insistió.



Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar