El director de Vigilancia de la Salud, Guillermo Sequera, planteó que un trabajador de salud sea incluido en el Panteón de los Héroes al finalizar la pandemia debido a la lucha en los servicios hospitalarios y la alta cantidad de fallecidos entre el personal de blanco como consecuencia del COVID-19, en su mayoría enfermeras.

“Cuando esta guerra acabe, espero, estemos viendo la luz. Quiero un personal de blanco en el Panteón de los Héroes. Probablemente va a tener que ser una mujer, probablemente va a tener que ser una enfermera y va a ser la primera mujer en el Panteón”, manifestó el titular de Vigilancia de la Salud.

Recordó que el personal de salud incluye a médicos, enfermeros, camilleros, bioquímicos y aquellos administrativos en los servicios que resultan los más expuestos a contagios por COVID-19. Sequera informó que son 176 personas que fallecieron brindando servicios en la primera línea de los hospitales, mientras que actualmente suman 203 casos activos entre trabajadores de salud.

“Son 176 personas que podemos decir que fallecieron en el campo de batalla. No tenemos que olvidar que esto es muy parecido a una guerra y los campos de batalla son los hospitales, ellos son nuestros soldados. A diferencia de la población general, el 57% de los fallecidos es mujer porque gran parte del personal de blanco es mujer. El rol del cuidado de salud descansa en la mujer. El 45% es de enfermería, el 27% es médico”, expresó Sequera.

Lea más: COVID-19: desde el lunes se podrán vacunar personas mayores de 50 años

Descenso de casos “ilusiona mucho”

Así también, el especialista habló sobre un descenso de casos de COVID-19 “que ilusiona mucho”. Sin embargo, aclaró que aún no se puede “cantar victoria” debido a la temporada de invierno por delante. Manifestó además que Paraguay continúa encabezando las cifras de fallecimientos por millón de habitantes.

“Hoy estamos dentro de los diez primeros países con mayor cantidad de contagios y muertes. Seguimos en el horno, pero con un fuego más reducido. Esperamos que este descenso que vemos sea sostenido para afirmar de manera contundente que estamos saliendo del horno”, dijo el profesional de la salud.

El profesional médico manifestó que entre agosto y septiembre se estima una situación epidemiológica con tendencia a la baja de casos. No obstante manifestó su preocupación por las probabilidades del ingreso al país de la temida variante Delta, lo que podría cambiar ese descenso de contagios.

“Este descenso nos ilusiona mucho. Estamos igual que a fines de abril. Esto está bajando, da buenas señales de descenso, pero estamos equivalentes a finales de abril en cantidad de casos”, dijo Sequera en conferencia de prensa sobre la situación epidemiológica en el país. “Quiero que nos sigamos cuidando una semana más, un mes más. Tenemos el invierno, esto puede volver a subir”, agregó.

Aprender a juntarnos

Al contrario de Europa, donde se acabó el invierno, señaló que aún tenemos una temporada de frío en consecuencia de encierro para evitar mayores contagios del coronavirus. Al mismo tiempo, pidió no replicar las actividades de los europeos debido a que su situación es contraria a Latinoamérica.

“Tenemos que aprender a juntarnos, no hay que prohibir eso. Tenemos que elegir con quién juntarnos. ¿Queremos reunirnos? Al aire libre hay poco contagio. ¿En lugares cerrados? Hay que abrir las ventanas. ¿Hace frío? A abrigarse más nomás. Apostar a la ventilación cruzada”, manifestó el profesional médico en conferencia de prensa esta mañana.

Lea también: Disminución de casos “alivia” provisión de insumos y medicamentos a hospitales

Central, con tendencia a la baja de casos

Sequera precisó que el descenso de contagios podría ser más rápido si la población continúa con los cuidados. Especificó que con sus 2.500.000 habitantes, el departamento Central marca tres semanas consecutivas de descenso de casos, lo que repercute en la tendencia de disminución de casos a nivel país.

“Central está con tres semanas consecutivas de descenso. Asunción está con un descenso más lento, por más que sea menor, son tres semanas en que cada semana hay un poquito menos. En algunos departamentos vemos eso, no en todos”, declaró el epidemiólogo.

Menos llamadas a la línea 154

En cuanto a la distribución de casos a nivel país, explicó que Itapúa es el departamento más golpeado por la pandemia. “Cuando presenta descensos, en esa tercera semana vuelve a subir. Itapúa no está mostrando aún señales de descenso”, manifestó Sequera.

Indicó que la línea 154 alcanzó un pico de cerca de 800 mil llamadas en la primera semana de mayo cuando aseguró que “estábamos en el horno”, luego se descendió a 25 mil llamadas por día. Mientras que hoy se registran 9 mil llamadas, lo que indica también un descenso de casos de COVID-19.

Dejanos tu comentario

13H

Salud confirma que se vacunará a chicos de 12 a 18 años antes de cerrar el 2021, ¿qué opina?

Click para votar