Desde la Dirección de Vigilancia de Enfermedades Transmisibles del Ministerio de Salud alertan sobre el incremento de reportes de brotes y casos aislados de pacientes infectados o colonizados por bacterias multirresistentes a los antibióticos que se están registrando en los hospitales. Así también, se evidencia un aumento en el uso de antibioterapia de amplio espectro en pacientes sin evidencia de infección bacteriana.

En este sentido, se recuerda a los establecimientos de salud la vigencia de la Resolución S.G. N° 190/2013, en la cual se establecen los eventos de notificación obligatoria: brotes de cualquier etiología, infecciones asociadas a la atención a la salud y otros eventos con riesgo para la salud pública.

Igualmente, acerca de la vigencia de la Resolución S.G. Nº 71, por la cual se aprueba la guía de tratamiento antibiótico empírico de infecciones más frecuentes adquiridas en la comunidad, de forma a garantizar en las consultas ambulatorias y de urgencias, el uso correcto y racional de los antimicrobianos, pilar imprescindible para el control de brotes de bacterias resistentes a los antibióticos.

Recuerdan la vigencia de resoluciones acerca de la notificación de casos de brotes. Foto: AFP.

Sostienen que la aplicación de ambas resoluciones es obligatoria para todos los servicios de salud del país sean públicos o privados, y refieren que el incumplimiento en tiempo y forma de la información requerida será pasible de sanciones administrativas, en virtud de la Ley N° 836/1980 del Código Sanitario.

Ante esto, se solicita a todos los establecimientos de salud del país a activar el Comité de Control de Infecciones. En caso que el establecimiento no cuente con un comité, se deberá conformar en estos momentos.

Leer más: Paraguay cerca de tener 11.500 fallecidos por COVID-19

Se insta, además, involucrar a todos los sectores claves, Control de Infecciones, jefaturas de Enfermería, jefaturas de Servicios, Dirección Médica, Administración, Laboratorio, Farmacia y otros que puedan estar implicados en la respuesta al brote. Así también, garantizar la disponibilidad de insumos y medicamentos necesarios para la respuesta al brote, en coordinación con la Dirección Regional, Coordinación de Regiones y la Dirección General de Redes y Servicios de Salud.

Tener en cuenta

Mencionaron que el personal de Vigilancia debe reforzar la vigilancia para la detección oportuna de brotes, a fin de orientar adecuadamente las medidas de control; notificar en formato de Reporte de Brote (tiempo, lugar y persona) y Caracterización; indicar toma de muestras para cultivo bacteriológico; coordinar con el laboratorio el procesamiento urgente de las muestras o la derivación al laboratorio de bacteriología de otro establecimiento; conservar todas las cepas obtenidas en el contexto de brote y remitir al Laboratorio Central de Salud Pública, previa coordinación con dicha dependencia.

Sugieren que el inicio precoz de antibioterapia en el contexto de diagnóstico de sepsis mejora la sobrevida de los pacientes por lo que instan a iniciar antibioterapia de amplio espectro. Foto: Ilustrativa.

Por su parte, el Comité de Control de Infecciones debe revisar los registros o datos disponibles de los casos afectados en el brote, entre ellos la fecha de inicio de síntomas o de sospecha clínica de infección, sexo, edad, tratamiento instituido, registrar todos los esquemas instaurados con fechas de inicio y fin de cada antibiótico, investigar contactos y fuente de infección, y determinar si hubo fuente común de infección, además de diseminar la información y recomendaciones para alertar a los trabajadores de salud.

Recomendaciones en general

Implementar el uso de la guía antibioterapia empírica, aprobada por Resolución S.G. 71/2021, promover el lavado de manos y la adherencia estricta de las medidas de precaución estándar y de contacto, así como las precauciones de transmisión por gotas y aéreas que se mantienen en el contexto epidemiológico de la actual pandemia de SARS-CoV-2 y garantizar la correcta higiene y desinfección de los establecimientos de salud.

Del mismo modo, organizar los servicios para el diagnóstico y manejo de casos, garantizar las normas de asepsia y antisepsia en los establecimientos de salud, asegurar el diagnóstico etiológico oportuno de las infecciones bacterianas, ya sea coordinando correctamente con el laboratorio del establecimiento o garantizando la derivación de las muestras a otro laboratorio.

Leer también: Llegaron las 12.000 dosis de AstraZeneca donadas por Uruguay

Con respecto al tratamiento antibiótico

Sugieren que el inicio precoz de antibioterapia en el contexto de diagnóstico de sepsis mejora la sobrevida de los pacientes, por lo que instan a iniciar antibioterapia de amplio espectro, idealmente en la primera hora del diagnóstico. Siempre que fuera posible deberá recogerse muestras para cultivo previo al inicio de los antibióticos.

Es aceptable utilizar antibioterapia empírica hasta 72 horas tras el inicio. Posterior a este tiempo se debe contar con retorno de laboratorio que permita reducir el espectro y ajustar el tratamiento dirigido al agente etiológico identificado.

Te puede interesar: Denuncian supuesto ataque a una estancia en el norte del país

Así también, los pacientes identificados como infectados o colonizados por bacterias resistentes a los antibióticos deben estar aislados o en cohorte. El tiempo de aislamiento será durante todo el periodo de ingreso hospitalario del paciente y no se debe ingresar a pacientes no infectados o colonizados a una sala de cohorte.

Dejanos tu comentario

15H

¿Qué acción debe ser emprendida ante la suba de casos de COVID-19?

Click para votar