El abogado Diego Lansac cuestionó el mal desempeño de la Fiscalía en el caso de la mujer asesinada cuyo cuerpo fue encontrado en el patio de su casa recién 7 meses después de la denuncia de desaparición. El hermano de la mujer, César Fernando Rodas, confesó el crimen luego del hallazgo de los restos en la vivienda que compartían en la ciudad de San Antonio.

Ante la consulta desde el canal GEN sobre las fallas de las fiscalas Gladys González y Laura Ávalos en las gestiones no realizadas por parte del Ministerio Público, el abogado de la hermana de Analía Rodas cuestionó sus labores que derivaron en siete meses de incertidumbre sobre su paradero.

“Hay que entender que hay muchísima precariedad. Para mí la falla más grande del Ministerio Público fue no haber sacado un oficio de urgencia solicitando y emplazando a las telefonías. Eso finalmente hace que lleguemos a donde se llegó en 24 o 48 horas”, manifestó Lansac.

Señaló que “el primer golpe anímico” contra la familia denunciante de Analía llegó luego de una reunión con las fiscalas González y Ávalos cuando le pidieron silencio sobre los allanamientos que se realizaron el pasado lunes. Luego, el desenlace fue aún peor cuando confirmaron las sospechas sobre la autoría del hermano de Analía.

Lea también: Caso Analía Rodas: fiscala imputó al hermano de la víctima por feminicidio

“Siete meses de angustia innecesaria”

“Los siete meses fueron de una angustia innecesaria que se pudo haber solucionado simplemente con un informe de carácter urgente emplazando a las telefonías a que brinden el informe sobre el teléfono de Analía”, expresó el abogado Lansac en contacto con el canal GEN esta mañana.

A pesar de estar casi destruido se analizará el teléfono celular que pertenecía a Analía, que marcaba la vivienda ubicada en la ciudad de San Antonio como el último lugar donde se constató la última señal del aparato celular.

“Lo que el trabajo técnico dice es que el celular ya no se movía y dejó de traficar datos de celulares. Ahí cae que el hermano estaba tranquilo porque veía los estados de WhatsApp de Analía. Nosotros le facilitamos a la Fiscalía las conversaciones y los audios del hermano cuando la hermana le pedía explicaciones y le consultaba dónde estaba Analía”, afirmó el abogado.

Lea más: Desaparición de mujeres: hallazgos tardíos son el reflejo de casos que no son prioridad

César Rodas confesó el crimen de Analía; sin embargo, cambia la versión de los hechos de manera constante, pero los investigadores estiman que fue un acto premeditado. “Él permanentemente cambia de versión, primero dijo que fue en el baño, luego en la cocina. Lo que sí se sostuvo fue que no recordó el lugar exacto donde enterró el celular”, expresó el representante legal de la familia Rodas.

La fiscala Laura Ávalos formuló imputación contra César Fernando Rodas por la supuesta comisión del hecho punible de feminicidio, del que resultó víctima su hermana Analía Rodas. El hombre fue detenido tras el hallazgo del cadáver en el patio de la vivienda donde la joven residía con su hermano que había declarado que la joven había salido con destino al interior del país en un vehículo Mercedes-Benz.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar