Si bien estar vacunado contra el COVID-19 no impide que una persona adquiera el virus, o si ya padeció la infección, no evita la posibilidad de una reinfección, sí previene que esta contraiga las formas graves de la enfermedad.

Es por eso que el director de Vigilancia de la Salud, Guillermo Sequera, instó a seguir con los cuidados, incluso a aquellas personas que ya recibieron la vacuna anti-COVID. Sostuvo que mantener el uso de mascarilla y la distancia física con todos, además de insistir con el lavado de manos y la ventilación de ambientes, son acciones que contribuyen a disminuir el riesgo de contagio de COVID-19 y otras afecciones respiratorias.

“Las proyecciones nos pintan un junio muy duro y probablemente la primera semana de julio. Esperamos que vaya bajando después de eso pero sí van a ser días y semanas muy intensas por lo menos lo que queda de junio y la primera quincena de julio”, advirtió en contacto con el canal GEN.

El epidemiólogo dijo que si bien hay que vacunarse y exigir las vacunas, el cumplimiento de las medidas de protección y prevención ante el SARS-CoV2 sigue vigente, aún después de recibir la dosis anti-COVID-19.

Leer más: Se registra gran afluencia en los vacunatorios habilitados a nivel país

“Estamos en un momento crítico, con un pico. Es probable que todo el mes de junio continúe así. Lo que nos queda es extremar los cuidados”, manifestó el director de Vigilancia de la Salud.

“Estamos en una meseta ahora solo que es demasiado alta. Lo importante es estar en una meseta pero baja. Creemos que en agosto pero todo depende de cómo transcurra la epidemia estas semanas. Eso define mucho lo que va a pasar dentro de un mes o dos. Así que si se cumple la proyección es que junio y julio va a estar duro. Finales de julio debería estar bajando y agosto sigue siendo alta, septiembre quizá un poco más de calma”, subrayó.

Leer también: Sequera: “Es más importante vacunar a más gente con una dosis que a poca con dos dosis”

Así también, Sequera explicó que países de la región con alto porcentaje de vacunados están experimentando contagios exponenciales, situación que los está obligando a retroceder a un riguroso confinamiento, como el caso de Santiago de Chile, que, a pesar de contar con cerca del 50% de su población vacunada (más de 9 millones), ingresan de vuelta a cuarentena total.

Mencionó que una situación similar se observa en Uruguay que también ostenta un importante número de vacunados contra el virus pandémico, de igual manera muestra una acelerada curva epidémica.

Así también, el epidemiólogo reiteró que con o sin vacunas, las medidas para hacer frente al COVID-19 son prácticamente las mismas. Sequera aconsejó a la ciudadanía a redoblar los cuidados para desacelerar la curva de los contagios, hospitalizados y muertes por causa de la infección. Aclaró que desde el punto de vista epidemiológico, es más oportuno tener a más gente vacunada con una dosis que poca gente con dos. Con una primera dosis, recién a los 21 días hay inmunidad del 75 %.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar