Un panorama desolador es el que día a día se vive en el Hospital de Clínicas de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Asunción (FCM-UNA), que pese a no ser un hospital COVID, recibe pacientes con esta enfermedad y hoy día ocupan en su totalidad las camas destinadas a contingencia respiratoria y neumología.

Al respecto, la doctora Fátima Ovando, jefa de Control de Infecciones Intrahospitalarias, manifestó que la situación cada día es desesperante, los pacientes siguen llegando y que lo más triste es que son en su mayoría integrantes de una misma familia.

“Realmente la situación es muy preocupante sobre todo porque son familias enteras las que se infectan de COVID-19 y requieren de internación. Estamos en una situación crítica en el Hospital de Clínicas así como en otros centros hospitalarios del país. Ya tuvimos en una ocasión que se ha reportado el fallecimiento de dos integrantes en una misma familia, internados en el hospital”, declaró.

Podés leer: Itaipú debe seguir el camino a la transparencia, según titular del Legislativo

Recursos humanos con sobrecarga laboral

Ovando explicó que los médicos y personal de enfermería que se encuentran en las áreas de Contingencia Respiratoria están al límite de sus fuerzas y cuesta mantenerlos ahí cumpliendo funciones, sobre todo conseguir personal de salud para que cubran la contingencia respiratoria, zona muy debilitada por las bajas del personal.

En relación a llegar a una cuarentena total, la doctora Ovando dijo que es un tema muy delicado y que cada uno debería de administrar los riesgos. Agregó que la economía está muy golpeada, hay mucha gente sin trabajo, prácticamente en la pobreza y se debe pensar en esa gente.

“Cada uno debe saber cuidarse, ser más responsables. Si es que estoy con síntomas compatibles con COVID, sea respiratorio o no por los síntomas atípicos que se dan, pero me hace sospechar que puedo estar con el virus me tengo que aislar como primera cuestión y no dejar de usar tapabocas en ningún momento y ventilar los lugares”, afirmó. La profesional reiteró la importancia de seguir con las medidas sanitarias de modo a prevenir el contagio masivo del COVID-19.

Vacunas todavía no son la solución, pero son el camino

“Es importante que las personas entiendan que las medidas sanitarias no se pueden dejar de cumplir por más que ciertos grupos de personas ya fueron inmunizados, no se pueden relajar atendiendo a que se está en un momento crítico ante el aumento de fallecidos”, expresó la profesional de la salud.

La jefa indicó que lamentablemente se mantienen las cifras de muertes en aumento. El Hospital de Clínicas reporta un promedio de 10 a 14 fallecimientos por día del área respiratoria. Incluso existen pacientes que fallecen sin tener aún la confirmación del COVID, que posteriormente se confirma. En cuanto a las consultas respiratorias, se registra por día alrededor de 120 a 130 pacientes.

Podés leer: Trabajadores de Clínicas se movilizarán por insumos hasta Salud Pública

En cuanto a la inmunidad que proporcionan las diversas vacunas contra la COVID-19, la profesional indicó que es variable a partir de dos y cuatro semanas, precisamente por la diversidad que existe.

“Se insiste en el cumplimiento de las medidas sanitarias, porque la gente puede creer que al recibir la vacuna ya no se puede infectar y deja de lado los cuidados. Se debe tener en cuenta que si la persona tiene alguna patología de base, cualquier resfrío le puede tener mal; las vacunas hoy todavía no son la solución, son el camino a la solución del problema, pero se debe recordar que existe aún pocas personas inmunizadas y la inmunidad que dan las vacunas no son del 100%, uno igual se puede enfermar. Para que las vacunas sean efectivas a nivel poblacional deben ser inmunizados el 30%. Y aquellas personas que ya fueron inmunizadas, en teoría no podrían desarrollar la forma más grave de la enfermedad, pero igual se pueden enfermar”, dijo finalmente.

Dejanos tu comentario

22H

¿En qué condiciones cree que se encuentra la economía del país actualmente?

Click para votar