Eduardo López, médico infectólogo y asesor del gobierno del presidente argentino Alberto Fernández, lamentó la inequidad existente entre países para la adquisición de las vacunas contra el letal virus del COVID-19. El profesional de la salud hizo a la vez mención respecto a la positividad que se registra en los testeos diariamente en Paraguay.

“Cuando se tiene un número de índice de positividad en los testeos del 50% o en el caso de Argentina del 30%, significan dos cosas, que se está testeando poco y que se tiene una amplia circulación viral en la comunidad, con lo cual se obliga a testear mucho más porque la OPS dice que uno controla la pandemia y disminuye con los testeos cuando el porcentaje está alrededor del 10%, es decir que todavía nos falta un trecho para llegar a ese porcentaje de positividad”, comentó.

López afirmó también que la falta de vacunas como la inequidad social hace que la calidad de atención sea diferente, razón por la cual abogó por que ante la crisis sanitaria exista mayor unidad.

“Cuando hay peste se muestra lo peor del alma, bueno salvando la distancia. Los países centrales tienen vacunas disponibles y los países muy periféricos no tienen vacunas directamente como los países africanos, salvo Sudáfrica o quizás Egipto, y después nosotros estamos en el medio. América Latina está en la mitad del palo enjabonado en la condiciones de salud, esto es no podemos ascender y no es muy fácil bajar, por eso es que yo creo que no hubo equidad”, sostuvo.

Por otra parte, Argentina advierte que está transitando su peor momento de la pandemia y ya anunció duras restricciones con el fin de conseguir una mayor contención en los aumentos de los casos. A través de un mensaje emitido por cadena nacional desde la Casa de Gobierno, el presidente Alberto Fernández afirmó que no aceptará que se naturalicen la cantidad de contagios o fallecimientos a raíz del virus.

“Argentina toma esta decisión por varios motivos, el primero tenemos una curva de casos en franco aumento incluso con una curva enpinada hacia arriba y con un número que está superando los 30 mil casos por día. Esto nos pone casi en el tercero o cuarto lugar de casos a nivel mundial y lo más importante es la velocidad con que ocurrió esto”, manifestó.

Agregó: “En esta semana que termina comparando los últimos 7 días con los 7 días que fueron anteriores, el aumento de los casos fue prácticamente alrededor de un 35%, el segundo punto es la tasa de mortalidad muy alta. Está sostenida en el tiempo y si uno lo visualiza estaríamos arriba de 14 mil o quizás 15 mil individuos que están falleciendo”.

Las declaraciones del médico surgieron durante una entrevista realizada en el programa “Fuego cruzado”, emitido por el canal GEN. Agregó que el vecino país no tiene inmunizada a una gran cantidad de la población.

“La idea es tratar de hacer cuarentenas muy restrictivas, cortas en general. Los modelos van de 8 a 21 días, prácticamente sin circulación, salvo los negocios esenciales y el personal esencial y tratar de testear lo mayor posible. Cuando uno hace cuarentena de este tipo, si no se aumentan los números de testeos, lo que se hace es guardar el virus en el placard de las casas, pero cuando se sale el virus vuelve a circular”, refirió.

Detalló también que Argentina tiene una circulación significativa de alrededor de un 30 a 35% de la cepa británica y la de Manaos, que son altamente transmisibles, entre un 30 a 60%. “Yo sé que son medidas odiosas y muchas veces antipáticas, pero son medidas que tienden a tratar de a mesetar la curva”, indicó.

Señaló que el nivel de ocupación en Argentina del sector de terapia intensiva es variado en función de distintas jurisdicciones. “Por ejemplo, en ciudad de Buenos Aires y en el conurbano bonaerense está alrededor de un 78% de ocupación; sin embargo, hay algunos municipios que tienen 100% de ocupación y es el caso de la provincia de Santa Fe, el número ya está sobrepasado”, puntualizó.

Lea también: Protocolo sanitario: no serán focos de contagio los locales de votación, afirman

El médico añadió también que no hay peor cuarentena que “aquella que no se cumple”, razón por la cual “si yo hago una fase uno y no se va a monitorear su cumplimiento, ahí fracasamos. Esta es una alternativa para disminuir el nivel de contagio, lo segundo es vacunar porque prácticamente la única bala de plata que se tiene es la vacunación”, sentenció.

López indicó que en Argentina en este momento el 42% de los casos ocurren en individuos de 20 a 39 años. “En general estos individuos cursan la enfermedad benigna y contagia al adulto mayor, especialmente a los de 60 años, es decir el 82% de las muertes ocurre en mayores de 60 años quiere decir que hay una conjunción potencial para tener una gravedad de curva cuando se tiene que los adultos jóvenes contagian a los mayores”, mencionó.

Finalmente, manifestó que para el 31 de diciembre del presente año en Argentina se espera tener vacunados a los adultos mayores así como a todos los individuos mayores de 18 años comorbilidad, cifra que alcanzaría a 20 millones de personas aproximadamente.

Sostuvo que dicha cifra se vuelve insignificante teniendo en cuenta que el vecino país cuenta con una población de 45 millones. Aseguró que para contar con una inmunidad de rebaño en Argentina es necesario el 70 o 80% de inmunización.

Te puede interesar: Alegre no entrega dinero para comicios ante su inminente derrota, denuncian

Dejanos tu comentario

13H

¿Cree que la economía pueda crecer en 4,5% este año como estima el BCP?

Click para votar