Ante el considerable aumento de casos de COVID-19 registrados en los últimos días en Itapúa y atendiendo a que la mayor cantidad de pacientes que necesitan de internación recurren al Instituto de Previsión Social (IPS) de Encarnación, sus familiares, que por lo general pasan frío a la intemperie esperando por una noticia, hoy decidieron desempolvar una antigua carpa de circo para montar un refugio permanente.

Se trata de la carpa del circo “Eguino Bross”, de 300 metros, que pasó por Encarnación en el año 1977, cuya función no continuó desde entonces. Ahora bajo su abrigo resguarda del frío y las lluvias a decenas de personas que esperan abandonar el centro asistencial con su ser querido portando el cartel con el mensaje “Vencí al COVID-19″.

“Es una carpa que pasó por Encarnación hace varias décadas con “Eguino Bross”, un gran circo. Esta era parte de toda la infraestructura, sería parte del hall de acceso. Estuvo guardada por mucho tiempo acá en la ciudad”, dijo en entrevista con C9N el historiador y concejal Andrés Morel.

Destacó que la carpa fue cedida por uno de los miembros del circo. Se trata del señor Rafael Bross, quien se casó con una encarnacena. “Él tenía la carpa y le había comentado a un amigo, Nicolás Rojas, que si alguna vez necesitaba que lo tenía ahí. Cuando supo que estábamos haciendo una campaña para un albergue definitivo ofreció la carpa”, manifestó.

Fue cedida por uno de los miembros del circo, se trata del señor Rafael Bross que se casó con una encarnacena. Foto: Gentileza.

Las vueltas que da la vida

El edil indicó que la vida da muchas vueltas y que después de muchos años volvió el circo, pero para ofrecer abrigo a las familias que están a la espera de la recuperación de sus pacientes internados a causa de este terrible virus.

“Después de muchos años una carpa que tenía otra función, la de divertir a la gente en un circo, hoy está albergando a los familiares de los pacientes con COVID en el hospital respiratorio del IPS”, expresó.

Leer también: Piden respetar protocolos ante aumento de jóvenes que ingresan a UTI por COVID-19

Será permanente

Morel resaltó que todavía no se logró instalar toda la estructura, ya que falta el ruego o por lo menos parte para evitar que las inclemencias puedan afectar a los que se resguarden del sol, lluvia, viento o del frío.

“Lo ubicamos estratégicamente para que se pueda dividir en dos, para que proteja la rampa donde forman fila las personas que reciben sus alimentos diariamente para ser protegidas de la intemperie y puedan mantener el distanciamiento social”, concluyó.

Cabe destacar que los familiares siguen recibiendo y esperando la ayuda de la ciudadanía, ya que necesitan de insumos, medicamentos y alimentos para seguir en la lucha, así como sillas, sillones e inclusive colchones para tener un mejor pasar durante su estadía bajo las carpas.

Será una carpa permanente. Foto: Gentileza.

Leer más: Cuestionan aglomeración en templo evangélico de Curuguaty en pleno aumento de casos

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar