Ciudad del Este. Agencia Regional.

Los habitantes del barrio Pa’i Coronel de Minga Guazú se plantan ante la eventual activación de una antena telefónica. Si bien ya ha sido terminada la infraestructura, no cuenta con ningún permiso del municipio. Esta situación mantiene preocupada a toda la vecindad, ya que nadie sabe lo que es el artefacto con apariencia de tanque de agua.

El hecho data de hace unos meses cuando los lugareños descubrieron que algo raro se realizaba dentro de una propiedad. La situación que de inmediato originó una investigación para saber lo qué ocurría en la vivienda, donde personas extrañas ingresaban de manera sospechosa, incluso en horas de madrugada. Todo fue comunicado a las principales autoridades del municipio.

Lea también: Comerciantes esperan de Itaipú protocolo de apertura parcial del multiviaducto en CDE

Dictamen del Juzgado de Faltas. Foto: Gentileza.

Consultado al equipo jurídico de la municipalidad mingueña, los profesionales explicaron que la familia denunciada nunca solicitó permiso alguno para la colocación de dicha torre. En la actualidad, la antena es bastante llamativa. Sin embargo, lo que en principio parecía solo un sencillo tanque de agua potable, terminó con sorpresa siendo una torre con todos los detalles similares a la de una telefónica.

“Nosotros descubrimos algo que de pronto nos llamaba la atención y de apoco fuimos indagando con los vecinos porque nada era normal. Intentamos hablar con el propietario del inmueble y solo nos respondió que se trataba de un proyecto de tanque de agua para futuro lavadero”, señaló en contacto con La Nación el ingeniero Adalberto Melgarejo.

Por otro lado, el asesor jurídico de la comuna, el abogado Francisco Cubilla, explicó que el tema ya se encuentra en esferas judiciales, asegurando que en principio ya existe una ejecución de sentencia administrativa que solicita una medida cautelar de no innovar. La urgente medida fue dada por el juzgado de faltas municipales. Este resolución declara culpable al señor Anacleto Rolón de Mieres por el hecho de falta de permiso municipal para construir una antena en el km 17 Acaray de Minga Guazú y de acuerdo a la Ley 3.966/2010, se procedió a la multa de 30 jornales mínimos vigentes al mencionado propietario.

Lea también: Impulsan culminación de fábrica de oxígeno en Hernandarias ante alta demanda

Francisco Cubilla, asesor jurídico de la Municipalidad de Minga Guazú. Foto: Gentileza.

Los habitantes de Pa’i Coronel están molestos ante el irresponsable proceder del vecino, que ignorando todos los estamentos o debido proceso realizó la obra sin la mínima comunicación o información hacia la gente afectada de manera directa. Por tal motivo, permanecen en vigilia hasta que las autoridades derriben la torre que de manera ilegal sostiene un artefacto escondido entre un enorme tambor de plástico.

Para los vecinos llama poderosamente la atención que los responsables de esta irregular obra sigan intentando concretar lo que para las autoridades es totalmente ilegal, al no contar con ninguna habilitación. El intendente de la ciudad, el ingeniero Digno Caballero (ANR), dio la orden de castigar a todos quienes intenten manipular la justicia para fines propios. En ese sentido, activó a su equipo jurídico para esclarecer tan confuso episodio.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar