“Aterriza el proyecto Hippy a Paraguay”, anunció este viernes Martín Admen, CEO de HC Innovations, en conferencia de prensa, al realizar la presentación del Programa de Instrucción en el Hogar para Padres y Madres de niños en edad preescolar, Hippy por sus siglas en inglés.

El innovador programa educativo internacional trabaja con familias de niños de 2 a 5 años y es totalmente gratuito para los mismos, recibiendo todo lo necesario para su implementación. Este proyecto implementado en Israel desde hace 50 años llega a Paraguay de la mano de la Fundación Ramón T. Cartes, en alianza con HC Innovations y la Universidad Hebrea de Jerusalén.

Además del director ejecutivo de HC Innovations, Martín Admen; participaron en la presentación Laura Duarte, directora de Hippy Paraguay, Analía Carvallo, gerente de Hippy Paraguay; Laura Vargas, directora académica de Arambé; así como María Sol Cartes, en representación de la Fundación Ramón T. Cartes.

“HC Innovations participa en el proyecto no solamente en este país, sino a nivel del mundo. Podemos decir que desde el Paraguay también estamos aportando nuestro granito de arena, de conocimiento a todo el mundo”, apuntó Admen, y dijo que con la relación fabulosa que HC Innovations tiene con la Universidad Hebrea de Jerusalén permite traer todo lo que es vanguardia, innovación, tecnología y también educación..

Leer más: HIPPY, la novedosa plataforma educativa infantil que llegó a Paraguay

Martín Admen, director ejecutivo de HC Innovations, destacó que esta empresa de tecnología contribuye a la vanguardia en Paraguay y en el mundo con sus alianzas estratégicas. Foto: Pánfilo Leguizamón.

Por su parte, Analía Carvallo, gerente de Hippy Paraguay, mencionó que con este programa pasaron de las ideas a la acción. En un año de crisis por la pandemia del COVID-19, no se quisieron quedar con los brazos cruzados y se dieron a la acción con un hermoso proyecto.

“Dar un aporte a la sociedad que tanto necesita de innovación y desarrollo sostenido. La presencia de Hippy es una acción concreta de lo que el señor Horacio Cartes, a través de la fundación, quiere dar al país: oportunidad. Él ve la necesidad de empoderar a los padres, darles esas herramientas que necesitan para desenvolverse como lo que son: los primeros educadores de sus hijos. De esta manera, volvemos a recordar que la familia es el núcleo de la sociedad”, expresó.

Analía Carvallo, gerente de Hippy Paraguay, remarcó el valor del programa en medio de la pandemia. Foto: Pánfilo Leguizamón.

Hippy y Arambé

En el 2020 se realizó una experiencia piloto en el Centro Educativo Arambé con 30 familias que formaban parte de la institución y 4 familias del Chaco.

Este 2021, el programa arranca con familias de niños de 2 años de edad. El desafío es 10 veces más grande, apostando a 324 familias en Luque, Chaco, Paraguarí, Cambyretá y Lambaré. El mínimo de participación requerido por el programa es también de dos años, ya que se busca dejar capacidad instalada en las casas de las familias paraguayas y empezar la estimulación lo antes posible, ya que existe evidencia que apoya que cuanto más pequeños se comienza, mayor es el impacto. Hippy está convencido de que cada padre/madre quiere lo mejor para sus hijos y que cada niño y niña puede aprender.

Laura Vargas, directora académica de Arambé, se refirió a los exitosos resultados de un implementación piloto de Hippy. Foto: Pánfilo Leguizamón.

Al respecto, Laura Vargas, directora académica de Arambé, contó que tuvo la oportunidad de ser parte del equipo que el año pasado llevó a cabo Hippy Paraguay en la comunidad luqueña. Comentó que decidieron llevar a cabo el plan piloto en el Centro Educativo Arambé en el jardín de infantes, donde tienen 4 años de edad.

Tras los testimonios de las familias, indicó que podrían manifestar que favorecieron a las madres especialmente, ya que con diferentes herramientas ellas lograron conocer cómo pueden trabajar y estimular a sus hijos desde temprana edad.

“Así también, esa interrelación efectiva y afectiva entre madre e hijo y el niño a su vez, aprendió jugando y qué mejor que de la mano de su mamá. Lo más relevante que podemos decir al que pudimos llegar el año pasado es a sostener a estas familias dentro del programa, atendiendo el contexto vulnerable sociocultural de las mismas y así como también, la crisis sanitaria a nivel mundial por el COVID-19”, remarcó.

Acerca del programa

El programa se realiza a través de tutoras comunitarias que son las madres de la misma comunidad que tienen un hijo de la edad del programa. Las mismas reciben entrenamiento de la mano de coordinadoras pedagógicas y luego van casa por casa a llevar este mismo entrenamiento a las familias.

El método utilizado para los entrenamientos es el role-play o dramatización, método que permite a las tutoras ensayar cómo serán las visitas y trabajar cualquier duda o corregir cualquier error junto con la coordinadora.

Leer también: Olimpiada Kanguro Online: estudiantes tienen tiempo hasta hoy para inscribirse

Laura Duarte, directora de Hippy Paraguay, realzó el objetivo de empoderar a los padres como educadores. Foto: Pánfilo Leguizamón.

En este sentido, Laura Duarte, directora de Hippy Paraguay, manifestó que este programa busca empoderar a papá y mamá en su rol de primeros educadores. “Nosotros apostamos a dejar capacidad instalada en los padres de las familias paraguayas para que ellos mismos puedan empoderarse en su rol. Este programa tiene una duración de 30 semanas, más o menos lo que duraría un año lectivo. Estamos arrancando con el programa en abril y probablemente irá hasta finales de noviembre/diciembre. Es un programa que está pensado para poder abordar las 5 áreas más importantes del desarrollo del niño. No solamente se ocupa de preparar a los niños para la educación formal, sino que se encarga del desarrollo integral del niño”, refirió.

Las actividades tienen una duración de 15 a 20 minutos por día realizadas por los padres, trabajando cinco áreas del desarrollo: alfabetización, lenguaje, ciencias, matemáticas y motricidad. Con estas actividades se promueve el aprendizaje a través del juego y se fortalece el vínculo entre los padres y sus hijos.

“Es un programa con muchísimo y altísimo potencial que se realiza para la comunidad, con la comunidad y yo creo que ese es uno de los puntos más fuertes e innovadores que trae Hippy a Paraguay”, destacó Duarte.

Sobre Hippy

Implementado inicialmente en 1969 como un pequeño estudio piloto, nace de la mano de Avima D. Lombard, profesora de la Universidad Hebrea de Jerusalén, como respuesta comunitaria para apoyar la educación de aquellos niños en situación más vulnerable a través del empoderamiento de sus padres. El fundamento del programa es que la instrucción en los hogares contribuye a fortalecer el aprendizaje de estos niños y mejorar los procesos de enseñanza escolar.

Hoy en día se encuentra en 15 países alrededor del mundo, con varios estudios realizados que comprueban su eficacia. En cinco décadas han traído muchos cambios dentro de Hippy y el nacimiento de una variedad de programas para satisfacer las necesidades de la sociedad en constante cambio.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar