El abogado Lulio Vicente Gamarra, decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Privada del Este (UPE), intentó justificar la aplicación irregular de vacunas contra el COVID-19 que recibieron 93 adultos menores de 85 años en la ciudad de Presidente Franco, en Alto Paraná.

“Me aproveché de la situación para vacunarme. Tengo 67 años. Me llamaron, fui y no había mucha gente. Pensé que habilitaron ya para otras edades”, expresó Gamarra.

El decano agregó que se trató de “cuestiones de oportunidad” debido a que no se encontraban en el lugar ancianos de más de 85 años. Sostiene que solo fue a “mirar” y que lo hizo “sin querer” una vez que llegó hasta el vacunatorio. Argumentó que antes su hija le avisó sobre supuestos audios en WhatsApp, en los que se convoca a la gente mayor de 60 años a vacunarse en el polideportivo de la UPE.

Lea más: Salud investigará aplicación irregular de vacunas en Barrio Obrero y en Alto Paraná

Aseguró que ningún personal de salud le advirtió que no correspondía vacunar a personas de su franja de edad, por lo que accedió a inmunizarse. Se defiende diciendo que se trasladó hasta el vacunatorio habilitado en el predio de la facultad y que le consultaron si deseaba inmunizarse, a lo que accedió pese a saber que no corresponde aún la aplicación a menores de 85 años.

“No le quité la vacuna a nadie”

“Quiero que escuchen mi versión. Me llamaron y me preguntaron si yo me vacunaría, porque estaban vacunando a menores de 85 años”, manifestó Gamarra.

El abogado dijo que la responsabilidad no es suya y se defiende diciendo que no se aprovechó de la situación y que se trata de una cuestión política. “No le quité la vacuna a nadie, si así fuese, pido disculpas a la ciudadanía. No pensé en el impacto porque no había gente. Soy colorado, pero no activo en política, soy académico”, dijo Gamarra en contacto con la 1080 AM.

Según la consideración del también exfiscal, no cometió ningún delito al acceder junto a otras 92 personas, entre ellos funcionarios de la universidad. “Por ese acto no hay delitos. Todos los que estábamos allí éramos de la misma edad, había una sola persona de 85 años”, sostuvo el acusado.

Lea también: Viceministra de Salud reconoce que no hay suficientes vacunas para adultos mayores

En consecuencia a este hecho, la Décima Región Sanitaria suspendió la vacunación en Franco en el predio de la UPE. Aseguraron que se ha abierto un sumario administrativo para aclarar la denuncia y aplicar las medidas que fueren necesarias a las personas afectadas.

Ayer, la doctora Lida Sosa, viceministra de Rectoría y Vigilancia de la Salud, reconoció que Paraguay no cuenta de momento con una suficiente cantidad de vacunas para inmunizar a toda la población adulta mayor del país. Aclaró que la disponibilidad de dosis constituye una limitación para proseguir con el plan de vacunación.

Dejanos tu comentario

5H

¿Cómo se podrían evitar las aglomeraciones en los colectivos?

Click para votar