El oxígeno es uno de los productos más adquiridos actualmente a raíz de la pandemia del COVID-19, ya que el mismo se ha convertido en esencial para el tratamiento de las personas contagiadas por el virus. La demanda de este elemento químico se incrementó en los últimos meses, repercutiendo en una suba de precios en el mercado local.

Los proveedores de este producto establecieron condiciones para su venta o alquiler, proveyendo únicamente bajo receta médica. Esto debido al stock limitado del mismo en el país y la posibilidad de llegar a una escasez por la alta demanda.

Te puede interesar: “Un viernes de terror”: COVID-19 satura el Hospital de Itauguá

Guadalupe Islas, proveedora de oxígeno, comentó en una entrevista con SNT que la decisión de pedir receta médica es para evitar su adquisición sin necesidad. “Va a llegar un momento de desabastecimiento y personas que de verdad necesitan (oxígeno) no van a conseguir”, señaló.

El precio promedio actual de un tubo de oxígeno es de G. 200.000. Este monto puede ser mayor dependiendo de la gravedad del paciente. La recarga del elemento químico se debe realizar cada 24 o 48 horas, según Islas.

Lea también: “En sala de reanimación hay 8 a 10 pacientes”, dice nuevo titular de Región Sanitaria de Itapúa

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar