Karina Chamorro está desesperada. Desde el jueves su hermana Shirley, de 37 años, está internada en el Hospital Ingavi del IPS tras dar positivo al COVID-19 y debido a su crítica situación, ya que padece de asma. Pese al control médico, su evolución no fue favorable y el sábado la tuvieron que derivar a la unidad de cuidados intensivos.

Si bien la situación ya era complicada, cuando la mujer fue a UTI las cosas fueron peor porque los gastos se duplicaron debido al desabastecimiento de los medicamentos para los pacientes internados en terapia. “Cuando pasó a terapia, aumentaron la dosis de los medicamentos. Y por día nos están pidiendo medicamentos porque ya no hay en las farmacias”, comentó.

Lea también: Empresas solidarias donan desde desayunos hasta camas de terapia

Muertos cada dos horas

Agregó que los fármacos “así como llegan, se terminan, porque no abastecen”; esto, debido a la cantidad de pacientes internados en el área. Sostuvo además que durante la madrugada cada dos horas se daban fallecimientos en UTI, justamente por la falta de medicamentos, en especial atracurio y midazolam.

“Ya no sabemos dónde buscar, estamos cortos ya de dinero. En Ingavi no hay más en este momento los medicamentos y en las farmacias por poco no nos estafan con los costos, que llegan a G. 1.500.000. Hoy a la madruga a cada 2 horas había fallecidos”, lamentó.

La desesperación de Karina es porque le pidieron medicamentos para su hermana y solo consiguió la mitad, lo que alcanzaría hasta para esta noche. “Hoy apenas conseguí la mitad de lo que me pidieron y me dijeron que alcanzará hasta la noche. Estoy desesperada”, comentó en contacto con La Nación.

Shirley es limpiadora en la Municipalidad de Asunción y se contagió luego de que un compañero suyo haya dado positivo al COVID. Las personas que deseen colaborar con ella y su familia, pueden hacerlo comunicándose al (0986) 555-377.

Mirá también: Tres médicos perdieron la lucha contra el COVID-19 en 48 horas

Foto: Gentileza.

Ingavi, saturado

El doctor Jorge Batista, gerente de Salud del IPS, dijo en comunicación con C9N que la totalidad de las camas del IPS está completamente ocupada, por lo que se estarán habilitando las salas de clínica médica del hospital central para los pacientes que den positivo al COVID y necesiten de internación.

Explicó que se reubicaron a los enfermos de esta sección hacia otras áreas, de modo de habilitar más espacios dentro del IPS central, pero de momento solo será para las camas convencionales, aunque eventualmente también para terapia intermedia. “Ahora tratamos de conseguir los recursos humanos para manejar esas 8 camas de terapia para pacientes con COVID”, aseguró.

Lea también: José Fusillo: “Si no hay control, de nada sirven las restricciones”

Agregó que si bien existe posibilidad de ampliar la cantidad de camas, el problema podría ser la planta de oxígeno, ya que los pacientes con COVID requieren mucho más que otros pacientes. En ese sentido, esto haría que la cantidad de campas habilitadas en el hospital central sea solo de 150.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar