La escasez de recursos o la poca capacidad económica también empieza a convertirse en una desventaja social al momento de ofrecer pelea al COVID-19. La falta de medicamentos en los hospitales y la saturación de la unidad de terapia intensiva (UTI) en el país obligan a muchos ciudadanos a optar por quedarse en sus casas y tratar de combatir esta enfermedad, que día a día gana terreno dentro del territorio nacional.

Es el caso de una antigua y tradicional familia del barrio Mallorquín, que habita una casa ubicada entre las avenidas 21 y 22 proyectadas, en Asunción. Lastimosamente, luego de varios días de batalla, esta familia de apellido Cuenca, empezó a perder a dos de sus cuatros integrantes.

El virus venció primeramente al sostén de la familia, un señor de no más de 45 años, que perdió la batalla la semana pasada. Asimismo, en las primeras horas de este viernes se dio el desenlace de una mujer, que vendría a ser la cuñada del anterior fallecido, según relató a este medio una vecina de la zona.

Lea también: Camas del hospital de Itauguá: “Antes de ser habilitadas, ya estaban ocupadas”.

La situación de esta desintegrada familia se vuelve cada vez más crítica, debido a que, el marido de la fallecida y la esposa del fallecido, hoy deben seguir luchando por sus vidas y tratar de vencer al virus; además de enfrentar los gastos del funeral y aguantar el dolor de la partida de dos seres queridos.

Vecinos del lugar piden, de manera desesperada, la intervención de las autoridades del Ministerio de Salud u otra entidad estatal competente que pueda ofrecer asistencia a ambas personas, y evitar que el COVID-19 también termine venciendo a la mujer y el hombre.

Gasto millonario en hospitales

Los hospitales públicos o subvencionados (el IPS) se encuentran en un punto de quiebre. La falta de medicamentos para tratar a los infectados por COVID-19 hace que el gasto diario para los familiares de los internados sea millonario.

Las imágenes y declaraciones captadas hace unos días por GEN y Universo 970 AM mostraron la desesperación que se vive en el hospital del Instituto de Previsión Social (IPS), Ingavi. Una entrevistada, de nombre Eligia, relató que deben recurrir a farmacias de otras ciudades en búsqueda de precios más accesibles. Esto debido a la manipulación del valor de los medicamentos comercializados en las farmacias aledañas al hospital.

El nivel de contagiados por COVID-19 en el país presenta un acelerado aumento desde los últimos días, con un promedio de 2.000 positivos diarios. El último reporte que dio a conocer ayer el Ministerio de Salud indica que la cantidad total de casos confirmados en Paraguay ascendió a 202.700, de los cuales, 166.002 personas ya pudieron superar la enfermedad, mientras que 3.910 fallecieron.

Te puede interesar: IPS Ingavi, sin medicamentos para internados por COVID-19

Dejanos tu comentario

17H

¿Cómo se podrían evitar las aglomeraciones en los colectivos?

Click para votar